Se ha celebrado exitosamente la edición 13 de la Ruta Durango-Mazatlán, que ha concluido con saldo blanco y con grandes experiencias para todos los participantes. Del 21 al 24 de septiembre los 550 aventureros pilotos han atravesado la Sierra Madre Occidental por caminos de terracería y brechas sobre sus ATVs, SSVs y motocicletas enduro, partiendo de la hermosa ciudad colonial de Durango y hasta llegar al puerto de Mazatlán.

Este año los participantes fueron provenientes de 14 estados distintos: Campeche, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Durango, CDMX y Estado de México, y también se contó con la presencia de pilotos de 3 estados de USA: Texas, California y Tennessee. Todos fueron atendidos y acompañados por 50 integrantes del staff (Avanzada, barredora, paramédicos, cocineros, mecánicos, medios de comunicación y personal de apoyo).

El miércoles 21 de septiembre se realizó el registro de pilotos y la entrega de kits, en donde varios patrocinadores colocaron stands de exposición y ventas de diversos productos. También se llevó a cabo la junta de pilotos y la cena de bienvenida en donde el Comité Organizador explicó a los participantes los detalles de logística que se tendrían durante 2 días de trayecto además de realizar algunas rifas y entrega de reconocimientos.

Durante la cena se presentó la campaña “Vive una #Experiencia con Conciencia”, la cual consiste en hacer un llamado a los asistentes sobre el uso del casco, además de respetar los caminos trazados, verificar el óptimo funcionamiento de las unidades antes de salir a ruta, no dejar basura, moderar la velocidad, no llevar menores conduciendo, no ingerir bebidas alcohólicas durante los trayectos, tener precaución al pasar por los poblados o comunidades y a mostrar una buena conducta debido a que este evento es 100% familiar.

El jueves comenzó con un desayuno bufete y recepción de equipaje desde las 6:30 horas, para después trasladarse al centro histórico de la Ciudad de Durango en donde las autoridades de la Secretaría de Turismo del Estado de Durango y de la Dirección Municipal de Promoción Turística dieron el banderazo de salida frente a la Catedral Basílica Menor. El contingente tuvo una salida controlada por la ciudad para finalmente adelantarse a lo que sería el trayecto del primer día de ruta.

En el transcurso de la mañana, los pilotos recorrieron grandes zonas de llanos que por las lluvias previas estaban cubiertos de pasto y flores, además enfrentaron un par de pasos técnicos interesantes pasando por los poblados de Garabitos, Cieneguitas, La Muralla, Salvador Allende, La Quinta, El Cuervo, Presitas, Banderas del Águila y Coyotes, para finalmente arribar al poblado El Salto, Pueblo Nuevo, en donde comieron y cargaron combustible.

La segunda parte fue un recorrido muy rápido y divertido por el antiguo terraplén del ferrocarril rumbo a las adjuntas hasta llegar al Parque Ecológico de Mexiquillo, en donde se les asignaron las cabañas en las que pernoctarían y en se ofreció una cena. El grupo puntero llegó alrededor de las 14:00 horas, mientras que el último grupo llegó pasada la media noche, en total se recorrieron este día 195 kilómetros.

El viernes comenzaron las actividades con un desayuno ranchero y la entrega del box lunch para el trayecto del segundo día de ruta, que fue mucho más intenso, ya que inició en la zona de quebradas y el cruce del Río Presidio. Se atravesaron los túneles de Mexiquillo, El Venado, Mesa de las Varas, Buenos Aires, el Espinazo del Diablo y los poblados de Los Ángeles, El Cajón y El Pueblito en donde se encuentra el límite del estado de Durango con Sinaloa. Cabe destacar que en esta zona las vistas panorámicas son espectaculares y se alcanzan alturas de más de 2,800 msnm.

El cruce del Río Presidio fue una gran experiencia para los participantes debido a su ancho y profundo caudal tras las lluvias de la semana anterior. Fue en esos momentos cuando la camaradería sale a relucir y unos a otros se estuvieron apoyando para salir adelante. Con mucha vegetación, cruces con agua, pasos técnicos y cansancio acumulado, algunos de los motoclubes comenzaron a quedarse más atrás que otros. La parte final fue Guamuchilito, El Zapote, El Placer, La Noria, El Habal y finalmente el puerto de Mazatlán.

La avanzada llegó al punto final aproximadamente a las 16:00 horas y los últimos en arribar lo hicieron hasta la madrugada del domingo, por motivos de fallas mecánicas. En total se recorrieron este día 176 kilómetros con saldo blanco, sin ningún percance de importancia, con un clima excelente y un ambiente lleno de aventuras y experiencias por contar. El Comité Organizador de la Ruta Durango-Mazatlán 2022 declaró sentirse satisfecho de la realización del evento, agradeciendo las facilidades de las autoridades, el apoyo de los medios de comunicación y la confianza de los participantes.

Puedes ver la galería completa del evento aquí.