Los pilotos de Ducati que compiten en los campeonatos de MotoGP, Superbike y Supersport dieron un espectáculo en la Carrera de Campeones 2022 de la World Ducati Week, frente a una gran multitud de ducatistas que se dieron cita en el Circuito Mundial de Misano, “Marco Simoncelli”.

Desde la sesión de entrenamientos libres, Francesco Bagnaia (Ducati Lenovo Team) se posicionó como líder, por delante de Marco Bezzecchi (Mooney VR46 Racing Team) y Michele Pirro (Ducati Lenovo Team). En la sesión cronometrada Bagnaia consiguió la pole position solo 77 milésimas por delante de Bezzecchi, seguido de cerca por Pirro a 465 milésimas.

“Pecco” también fue el protagonista de la carrera, en donde tomó la delantera desde el inicio, manteniéndose a la cabeza durante las 8 vueltas programadas, marcando además la vuelta más rápida en 1:35.886. Los pilotos del Mooney VR46 Racing Team: Luca Marini y Marco Bezzechi completaron el podio, terminando segundo y tercero respectivamente.

Al finalizar la carrera, Claudio Domenicali, CEO de Ducati Motor Holding, comentó: “Fue realmente emocionante ver a todos los pilotos de Ducati competir entre sí en la Lenovo Race of Champions. Es una carrera única en su tipo, un sueño que se convierte en realidad para mí como creo para todos los ducatistas presentes hoy en Misano o que nos siguieron en directo desde casa. Hoy en día casi todos los pilotos utilizan la Paigale V4 como moto de entrenamiento y por lo tanto tienen muy buenas sensaciones con ella y nos ayudan con sus indicaciones para mejorar siempre”.

“Ver a Pecco Bagnaia dar la vuelta a Misano en la Panigale V4 S en 1:35.8 segundos, solo dos segundos y medio más que el tiempo de la pole position de Superbike de este año en Misano, con motos totalmente estándar además de neumáticos lisos y escape de carreras, es la mejor demostración del trabajo de evolución continua realizando en esta motocicleta, y un resultado aún más excepcional teniendo en cuenta las temperaturas extremas en las que se desarrolló la carrera”, sentenció.

Por su parte, el ganador de la carrera, Francesco Bagnaia, declaró: “Realmente me divertí mucho esta tarde. Haber podido competir frente a toda la multitud de ducatistas fue emocionante y me motivó a esforzarme para poder ofrecerles un espectáculo único. Por supuesto, ganar siempre te da mucho placer, fue genial y agradezco a todos los fanáticos por su calidez y la pasión que nos transmiten”.