La carrera de MotoGP en Sachsenring se ha sentido diferente por la ausencia de Marc Márquez, el Rey del Ring, y ha habido muchas especulaciones de quién podría ser el ganador. La victoria fue para Fabio Quartararo, “El Diablo” toma la corona en este circuito legendario al firmar su tercer triunfo consecutivo de la temporada, esta vez ante Zarco y Miller, para dar a Yamaha su primera victoria en el Ring desde la cosechada en 2009 por Valentino Rossi.

Desde el inicio de la competencia, Quartararo comenzaba a marcar diferencia en la salida y Francesco Bagnaia se mostraba como el rival más fuerte a vencer en pista. Sin embargo, lo que apuntaba a un duelo épico entre Bagnaia y Quartararo, apenas duraría 3 vueltas. Los dos favoritos a la victoria contaban con medio segundo sobre el resto de los competidores, pero en la primera curva de la cuarta vuelta llegaría el golpe final para “Pecco”. Con 6 décimas de diferencia, el italiano trataría de evitar la fuga potencial de su rival y perdería el tren trasero de su motocicleta para sufrir una caída en la primera curva quedando sin posibilidades de llevarse la victoria. Segundos después de este incidente, Joan Mir – único representante de Suzuki en carrera en ausencia de Alex Rins – también se iría al suelo en el mismo punto.

Con pista libre, Quartararo apretaría a fondo para abrir brecha tanto en la carrera como en la lucha por el campeonato. Con más de un segundo de ventaja sobre Zarco, el piloto de Yamaha afianzaría su ventaja vuelta a vuelta, pese a los intentos de su compañeros por seguir su huella. Tras esta dupla de franceses, despuntarían las Aprilias de Aleix Espargaró y Maverick Viñales que protagonizaba una remontada. Mientras tanto, Honda perdía a Takaaki Nakagami y Alex Márquez. El japonés se iría al suelo en la curva 8 de la séptima vuelta, mientras que el español se retiraría debido a un problema en su motocicleta.

Maverick Viñales sacaría a relucir su mejor versión con los de Noale para codearse con su compañero Aleix en la lucha por el tercer lugar del podio, ambos colocados a dos segundos de Zarco y seguidos a una distancia similar por Jack Miller dispuesto a todo tras cumplir una sanción recibida el sábado tras irse al suelo en la practicas libres con banderas amarillas.

Pocos giros después, el australiano reduciría la ventaja a medio segundo sobre la dupla de Aprilia y a 13 vueltas para el final, Miller superaría a Viñales con facilidad. La maniobra tendría fácil explicación, al comprobar que el español comenzaba a perder posiciones de forma alarmante para retirarse poco después. El holeshot trasero de su Aprilia se había quedado activado y resultaba imposible continuar manejando.

Quartararo marchaba a casi 3 segundos sobre Zarco, al mismo tiempo, el francés marcaba una distancia significativa frente a Aleix y Miller. Por lo tanto, la atención se centraba en la lucha por la última plaza del podio en el tramo final de la competencia. Miller completaba un rebase a tres giros para el final al aprovechar un error de Espargaró. Tras ellos, Luca Marini dejaría atrás a sus rivales para meterse al Top 5 y Pol Espargaró terminaba un día negro para Honda al tener que abandonar, muy desgastado físicamente, tras ser intervenido en las costillas.

Sin tiempo para más, Quartararo ganaba con solvencia ante Zarco y Miller, que resistiría los ataques finales de Aleix, mientras que Luca Marini completaba el Top 5 ante Jorge Martín que también competía lastimado por su reciente intervención del túnel carpiano.

Con estos resultados, Quartararo acumula un total de 172 puntos, 34 más que un Aleix Espargaró (138) que se ha mantenido entre los mejores en las últimas carreras pero ha cedido terreno al bajarse del podio y ver como ‘El Diablo’ encadenaba dos victorias consecutivas. La tercera plaza de la general es para Zarco (111), con Bastianini (100) y Binder (82) completando el Top 5. ¿Quién podrá frenar al diablo en Assen?