KTM ha presentado la última versión de su Supermoto 450 SMR diseñada para dar ataques letales gracias a su precisión y diseño. Las principales novedades sin dudas las vemos en el enfoque y la sensibilidad en la parte delantera y la estabilidad de la parte trasera.El amortiguador ha mejorada su desempeño y la absorción de energía y la estabilidad en línea recta.

El subchasis de dos piezas de aluminio reforzado con poliamida ayuda al efecto general de manejo. Las abrazaderas triples mecanizadas con CNC de aluminio ahora tienen una mayor superficie de agarre para reducir el giro del manillar. Vemos también un nuevo eje trasero de 22 mm y la última generación de suspensiones WP XACT que te permitirá deslizarte fácilmente en las curvas con una gran confianza.

Las horquillas AER de 48 mm tienen una función de amortiguación dividida y ajustadores simples, entre algunas otras ventajas. En la parte trasera encontramos un amortiguador WO XACT, más corto y liviano que está optimizado con varias mejoras significativas para permitir características de amortiguación avanzadas. Cabe destacar que este sistema de amortiguación es el más progresivo y capaz que la firma a utilizado en alguno de sus modelos Supermoto.

Hablando de su sistema de frenado, encontramos los frenos Brembo de 4 pistones de alta potencia con un disco delantero de 310 mm y un disco trasero de 220 mm con una pinza de un solo pistón. Además, el embrague antisalto Suter y el sistema hidráulico Brembo permitirá a los pilotos derrapar hasta que cambien de marcha. La KTM 450 SMR 2023 calza neumáticos Metzeler Racetec SM K1 que tienen una gran ventaja de uso y tiempos de calentamiento rápidos.

El nuevo motor SOHC está diseñado con la centralización de masas como objetivo y desarrolla 63 CV con un peso del motor de poco menos de 27 kilogramos, casi medio kilo menos que la edición anterior. Asimismo, el motor se inclinó hacia atrás y la rueda dentada bajó 3 mm con nuevos cilindros internos y optimización del cigüeñal. Pankl Racing Systems suministró una caja de cambios de 5 velocidades rediseñada con una nueva relación de transmisión.

Otra característica es el nuevo sensor Quickshift y el sistema de gestión del motor Keihin que administra el control de tracción, el control de lanzamiento y las acciones de cambio rápido y la capacidad de alternar entre dos mapas de motor personalizable. Destaca también su ergonomía y el triángulo esculpido del conductor que permite un punto de contacto aún mejor entre la motocicleta y el usuario. Por último, el toque de púrpura derivado de la década de 1990 se suma al ambiente tráfico Ready to Race junto con el asiento naranja plano y la cola blanca.