El Circuito de Laguna Seca formó por varios años parte de los calendarios para los Mundiales de MotoGP y Superbike, hasta 2019. Ahora se ha anunciado que se realizarán una serie de cambios para mejorar las instalaciones, esto con el objetivo de volver a acoger carreras de talla internacional.

Fue en 2007 cuando después de una larga ausencia, el trazado estadounidense volvió al calendario de MotoGP, en done estuvo presente de forma ininterrumpida hasta 2013, año en el cual se despedía del MotoGP, pero entraba como cita obligada en Superbike, en donde llevaba casi una década de ausencia, ahí albergó su última cita en 2019.

Los motivos por los que ya no formó parte de ambos campeonatos se debe principalmente a la falta de modernización, que le da un aire anticuado en cuanto a seguridad, además el asfalto se encontraba desgastado. Por todo esto, Laguna Seca ha dado a conocer que acometerá importantes reformas próximamente, albergando la esperanza de poder volver a ambos campeonatos.

Estas remodelaciones se realizarán mediante el “Programa de Mejoras Capitales”, y el plan de trabajo abarca un plazo de cinco años. La primera fase abarcará el reasfaltado del circuito, cerca de 3,602 metros, para posteriormente realizar mejoras en el puente de la recta de meta y la zona destinada para que los equipos aparquen sus motorhomes y camiones, conocida como “Paddock Pavilion”.

Con todas estas mejoras en sus instalaciones, Laguna seca buscará convertirse nuevamente en un circuito preparado para albergar importantes eventos internacionales de las dos ruedas. En la actualidad, este circuito solo alberga algunos certámenes nacionales, como MotoAmerica en cuanto a motociclismo y de la IndyCar en lo referente al automovilismo.

Respecto a esto, John Narigi, director del circuito de Laguna Seca, comentó: “Quiero agradecer a los supervisores y al personal del condado por allanar el camino para que comenzáramos las mejoras tan necesarias en esta pista de carreras de renombre mundial, así como área de recreación para las generaciones actuales y futuras. La inversión es un paso significativo para mantener este valioso motor económico funcionando sin problemas para el beneficio de los residentes y negocios en todo el condado de Monterrey”.