Como es tradición, la Ruta Vallarta, también llamada “La Madre de las Rutas” celebró su edición 22, y en esta ocasión el centro de reunión fue el Hotel Primavera, el cual pertenece a la Universidad de Guadalajara. El primer día, bajo los protocolos de sanidad, se llevó a cabo la entrega de kits, los cuales incluían: el jersey oficial, que fue diseñado por Kang Racing, una bolsa seca, un cubrebocas, un buff, un kit de calcomanías, un llavero de piel, un vaso, una playera, entre otros obsequios. El miércoles 1 de septiembre a las 19:0 horas se realizó la junta de pilotos y posteriormente tuvo lugar una cena.

Para el día jueves 2 de septiembre, en punto de las 6:00 am, se dio el banderazo oficial de salida, iniciando la ruta desde el hotel sede con rumbo a Santa Cruz del Astillero, de ahí se dirigieron a Pacana, llegando a Ameca en donde cargaron combustible. La aventura siguió hacia Malpasito – Lagunillas, para llegar más adelante al Cerro el Obispo en donde la brecha comenzó a ponerse más técnica, subieron caminos complejos, desde los que se podía apreciar el paisaje gracias a su altura.

Se comenzó entonces a rodar la ruta que realizan los peregrinos, cruzaron caminos por los que había un centenar de cruces, las cuales representan símbolos de la fe de muchas personas que han cruzado por ahí. Se hizo una parada técnica en un restaurante de cantaritos, los cuales son típicos de la región. Comenzó a caer la noche y la pericia de los pilotos se hacía notar cada vez más, ya que los caminos mojados y algunas partes con lodo, volvían el camino sumamente resbaloso y muy complejo.

Llegando a Mascota, cargaron nuevamente combustible y continuó el trayecto hasta el Pueblo Mágico de Talpa, los pilotos pasaron la noche ahí después de un agotador día. Al día siguiente arrancaron a las 9:00 am con destino a Vallarta. Los estragos del reciente huracán destrozaron un puente, por lo que tuvieron que rodear el río para poder cruzarlo. La ruta alterna también presentaba hermosos paisajes, llegaron a buena hora al Hotel Barceló en Puerto Vallarta.

El primer día se rodaron más de 256 km y el segundo 125 km, con saldo blanco en ambas etapas, para el tercer día, se realizó la famosa Pool Party con las Chicas Chocolate, que realizaron coreografías, juegos y concursos para todos los asistentes. La clausura se realizó en el auditorio del Hotel Barceló, durante la ceremonia se entregaron los reconocimientos a los diferentes Motoclubes de varias partes del país y algunos de Estados Unidos.

Fue una gran alegría rodar con el Motoclub TT, su experiencia y trayectoria hicieron de esta ruta una de las mejores del país, ahora cumpliendo 22 ediciones y esperamos con gusta el próximo año la edición número 23. Así mismo se agradece el apoyo de los patrocinadores como: Can-Am, LTH, Kang Racing, Acerbis, entre otros, a las autoridades y a la excelente organización del Motoclub TT.

Pulsa aquí para ver la galería completa.