Siempre es necesario realizar una inspección rápida a tu moto antes de salir a rodar, esto solo te toma unos minutos y puede prevenir muchos accidentes y ahorrarte reparaciones costosas. Hoy queremos hablarte de la inspección T-CLOCS y darte algunos consejos para el adecuado mantenimiento de tu moto.

Comúnmente, las indicaciones para el mantenimiento y revisión de tu motocicleta, así como el calendario de mantenimiento para las piezas y controles de la misma, se encuentran en el manual de usuario. Sin embargo, si por algún motivo no lo tienes o deseas probar otro método, la Motorcycle Safety Foundation (MSF) desarrolló una guía para ayudarte a realizar este chequeo: la inspección T-CLOCS.

T – Llantas y Ruedas (Tires & Wheels)

Los principales aspectos que debes verificar de tus neumáticos son: que la presión del aire se encuentre en el rango recomendado por el fabricante, la condición general de las paredes laterales, la limpieza y la superficie del dibujo, cuya profundidad debe ser la indicada. Posteriormente debes probar las palancas del freno delantero y del trasero, asegurándote que cada una se sienta firme y que se detenga la motocicleta cuando se aplican completamente.

C – Controles

Una vez revisados los neumáticos, debes asegurarte que el clutch y el acelerador también trabajen adecuada y uniformemente. El acelerador debe regresar a su posición completamente cerrada cuando se suelta y el clutch (embrague) debe sentirse firme y debe poder operarse sin dificultad. También debes probar el claxon para asegurarte que funciona.

L – Luces y Sistema Eléctrico

El siguiente paso es probar el interruptor de las luces para verificar que los faros de luces altas y bajas estén trabajando. Después enciende ambas direccionales, izquierda y derecha. Comprueba que ambos frenos enciendan la luz del freno. Todas las luces tienen que estar funcionando de manera adecuada. Limpia y ajusta los espejos antes de arrancar.

Como tip: cuando un espejo está bien ajustado, puedes ver el filo del brazo o del hombro, aunque lo más importante es que se vea hacia atrás del carril y lo más posible hacia los carriles de ambos lados.

O – Aceite y otros fluidos (Oil & Other Fluids)

Revisa los niveles de aceite del motor y de los fluidos de transmisión y una vez por semana debes checar el fluido hidráulico del freno y el nivel de refrigerante. Antes de arrancar debes asegurarte de que la válvula de suministro de combustible esté abierta, ya que si está cerrada la moto arrancará con el combustible que queda en la línea de combustible, y al agotarse este, se apagará. Revisa debajo de la moto para asegurarte de que no hay señales de fugas de algún fluido.

C – Chasis

Debes checar la suspensión delantera para confirmar que no se atore nada y tanto los amortiguadores traseros como los resortes deben moverse con fluidez. Asegúrate que la banda o la cadena esté ajustada de acuerdo a las especificaciones del fabricante y que los rayos no estén desgastados o dañados de alguna manera.

S – Stands

Por último, revisa que el movimiento del soporte lateral trabaje bien y que el resorte del soporte lo sostenga en la posición levantada. Si la motocicleta cuenta con un soporte central, debes verificar que este se mantenga firmemente junto al cuadro cuando esté en marcha la moto.

Después de que hayas concluido tu inspección y si tu motocicleta cumplió exitosamente con todos los requisitos de T-CLOCS, ahora sí estarás listo para salir a transitar y puedes ir con la seguridad de que tu moto se encuentra en las mejores condiciones. En caso de que haya fallado en algunos de los puntos antes mencionados, lo recomendable es que la lleves a que un experto le haga más análisis para saber la falla y cómo resolverla.