Royal Enfield ha llegado a Monterrey con una magna celebración, ya que además de su apertura la firma presentó su exclusiva Tribute Black 500, la edición final del modelo Classic de la cual habrá únicamente 40 unidades para el mercado mexicano con un precio de $140,990 pesos. Para continuar con las actividades, que siguieron todas las medidas sanitarias, se llevó a cabo una rodada de 160 kilómetros por municipios cercanos.

Los festejos de Royal Enfield comenzaron con la celebración de apertura de su nueva agencia, ubicada en Río Tamazunchale 213, Del Valle, San Pedro Garza García, Monterrey. El evento comenzó a las 17:00 horas para recibir a los invitados, posteriormente se realizó el corte del listón destacando que el objetivo de la firma es estar más cerca de sus clientes.

Poco después, Oscar Quijas, Director de Royal Enfield México, fue el encargado de presentar la Tribute Black mencionando que se descontinuará su fabricación y se hará un homenaje con una cantidad limitada de motos seriadas. Cada una de las “Tribute Black” ha sido producida en la emblemática fábrica de Oragadam en Chennai y los perfiles dorados están pintados a mano por los hermanos Kumar que perpetúan una larga tradición en la fábrica de Royal Enfield.

Esta edición limitada muy especial de la Classic ,“Tribute Black”, está equipada con una serie de accesorios exclusivos: kit de retrovisores, asientos touring para conductor y pasajero, alforjas laterales militares con kit de herrajes, tapón de llenado de aceite mecanizado en color negro. Los organizadores ofrecieron a los invitados cervezas artesanales y bocadillos, para continuar con la convivencia que finalizó después de las 10 de la noche.

Puede ser una imagen de una o varias personas y motoPara continuar con la celebración, el día sábado se llevó a cabo una rodada de 160 kilómetros por municipios cercanos, con la participación de siete motos entre ellas la Himalayan, Meteor 350, Classic 500 e Interceptor 650. La salida se dio en punto de las 10.15 de la mañana dirigidos por Enrique Villareal.

Al término del recorrido, los participantes nuevamente se dieron cita en la agencia para disfrutar de las amplias instalaciones donde además de motocicletas, cuentan con un amplio surtido de artículos como cascos,  alforjas, equipo de protección entre otros. La convivencia continuó en un agradable ambiente amenizado por un grupo de rock, donde no faltaron los tacos estilo norteño.

Para ver la galería completa, pulsa aquí.