Desde que el gobierno de la CDMX y SEMOVI anunciaron la creación de una licencia exclusiva para motociclistas, que saldrá el próximo 31 de julio, la comunidad motera se ha llenado de preguntas y además se ha levantado un aire de inconformidad entre los usuarios de motos debido a los requisitos y a los elevados costos que tendrán dichas licencias.

Primero, es importante conocer las diferencias entre los dos tipos de licencia: A1 y A2, que serán obligatorias a fin de mes y una vez que expire tu licencia Tipo A. Para empezar, la licencia Tipo A1 te servirá si solo planeas conducir motocicleta y tendrá un costo de $450 pesos, mientras que la licencia Tipo A2 servirá para quienes quieran conducir motocicleta y auto, esta tendrá un costo de $900 pesos. Ambas licencias tendrán una vigencia de 3 años.

 

Además de los documentos que normalmente se requerían para tramitar tu licencia, ahora a los motociclistas se les pedirá una certificación, la cual consta de “una prueba general de conocimientos teóricos y prácticos, donde se evalúa que las y los aplicantes cuenten con las herramientas mínimas necesarias para una mejor conducción de la motocicleta”, de acuerdo con la página de SEMOVI.

CONOCER, el órgano regulador que coordina y promueve el Sistema Nacional de Competencias, será el encargado de certificar a las 13 organizaciones particulares seleccionadas para que tengan la autorización de cobrar una certificación la cual se tendrá que tramitar una sola vez, es decir que no tendrá que realizarse cada 3 años que se renueve la licencia. Sin embargo, no se ha establecido un precio regulado para estas certificaciones y es así como se han visto precios desde $150 pesos en la Secretaría de Seguridad Ciudadana hasta $460 pesos en instituciones como INECEP.

Por lo anterior, la organización Moto Alerta Mexicana convocó el fin de semana pasado, vía redes sociales a una reunión en el Monumento a la Revolución: “Estamos solicitando que nos apoyes, que te unas a pesar de las desavenencias que hayamos tenido en el pasado, para que este domingo tengamos una junta masiva y juntos, así, unidos, podamos decidir qué acciones tener para hacer valer nuestros derechos como ciudadanos motociclistas contribuyentes”.

Entre sus argumentos, plantean que los costos de esta licencia para motociclistas comparados en proporción con los costos de la licencia para automovilistas es muy elevado, además al sumarle lo que se tendrá que pagar para obtener la certificación, representa un golpe a la economía de los usuarios de motocicletas citadinos.

Los asistentes pidieron una reunión con las autoridades correspondientes y en caso de que  no accedan a la reunirse, se convocará a una movilización el próximo viernes 23 de julio a dichas Secretarías, hasta conseguir una reunión presencial con los titulares correspondientes.

A pesar de las mesas virtuales y presenciales que ha tenido Moto Alerta Mexicana con la SEMOVI, en las cuales los motociclistas declararon su inquietud y desacuerdo con esta nueva certificación, no se ha podido llegar hasta ahora a un acuerdo que no afecte la economía de la comunidad.