Royal Enfield ha organizado el Test Ride, para que todos los seguidores de la marca, clientes e incluso miembros de la prensa, pudieran manejar toda su línea de productos en la pista y conocer en un ambiente seguro a cada una de sus motocicletas. El evento se desarrolló en el kartódromo de Sabaneta y contó con el tradicional trazado asfaltado para la línea de carretera y una sección Off-Road para que también se pusieran a prueba las capacidades todo terreno del modelo Hymalan, uno de los grandes pilares en la oferta del fabricante.

Todo comenzó a tempranas horas cuando los primeros invitados comenzaron a llegar al lugar de encuentro, en donde contaron con la “Armada Royal Enfield”, los diferentes productos que la marca con sede en la India comercializa en nuestro país. Entre ellos, destacaban los modelos Classic 350, la más reciente Meteor 350, la Interceptor 650, Continental GT y, por supuesto, la Himalayan que fue la única motocicleta que se pudo ver tanto en la pista de asfalto como en la de terracería a un costado del kartódromo.

Cabe destacar que el clima esperó durante la mañana para disfrutar de un asfalto completamente seco, en el cual muchos participantes aprovecharon para sacar el máximo rendimiento de las máquinas en un ambiente seguro; no obstante, por la tarde la lluvia llegó como el invitado no esperado, pero sirvió de prueba para comprobar la seguridad y capacidad del sistema antibloqueo ABS que equipan todas las Royal Enfield que se comercializan en nuestro país.

El evento finalizó con saldo blanco y sin caídas por parte de los participantes, pese a las condiciones del asfalto para el último tramo del evento. En Revista 400 tomamos parte del mismo con nuestra propia Royal Enfield Interceptor 650, que es parte de nuestra flota permanente, y el comportamiento de la motocicleta en estas condiciones ha sido notable, con mucha seguridad y contacto de las ruedas con el suelo en todo momento. Los neumáticos Pirelli Phantom Sportscomp que equipa de origen nuestra unidad, evacuan de manera más que correcta el agua y el ABS permite aprovechar la frenada por completo sin deslizamientos ni movimientos extraños.

Para el final, se notaba la satisfacción de haber sido parte de un evento de lo más interesante y entretenido, que ni siquiera la lluvia ha podido opacar. Cabe destacar que la oferta de Royal Enfield inicia en nuestro país con la Classic 350 a $84,990 pesos equipada de origen con ABS e inyección electrónica, y asciende hasta los $174,990 de la Continental GT impulsada por un bicilíndrico en línea de 650 centímetros cúbicos, disponibles en cualquiera de los ocho puntos de venta oficiales en las Ciudades de México, Aguascalientes, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Toluca y Veracruz.

Clic aquí para ver la galería completa