La marca Triumph ha lanzado un nuevo navegador que está pensado para su gama Modern Classics, pero que puede ser usada en cualquiera de sus modelos, este accesorio que ayudará a los pilotos en sus rutas y viajes tiene un estilo elegante y práctico, con la personalización exclusiva de la firma británica.

Este dispositivo es de un tamaño pequeño y muy sencillo de usar, se conecta por Bluetooth con el Smartphone para dar las indicaciones de navegación desde la app de Beeline. Aunque el navegador no tiene GPS, integra una memoria interna con un mapa mundial pregrabado, acelerómetro, magnetómetro y un giroscopio para poder ubicarte, la posibilidad de compartir rutas GPX o importarlas. Lo único que no permite es dar rutas alternativas ni el tránsito en tiempo real.

El indicador de ruta es una caja de aluminio con forma circular (diámetro de 51 mm), la carcasa mecanizada a prueba d e golpes con el logotipo de la marca grabado a láser le da un toque especialmente elegante. Además tiene grado de protección IP67 frente al agua y la suciedad. Puede instalarse de forma completamente segura en cualquier moto en solo unos segundos, gracias a su sencillo sistema de cierre giratorio de liberación rápida y al soporte de correa elástica que viene de serie con cada una de las unidades.

Tiene una batería recargable por USB con una duración de 30 horas, viene equipado con botones aptos para guantes y su pantalla retroiluminada permite que el piloto pueda leer las indicaciones de una manera clara y nítida aún con cualquier condición de iluminación.

Se pueden elegir dos modos distintos de navegación: La modalidad “Ruta” proporciona datos de navegación con indicaciones de giro a cada momento y “Brújula” que permite al usuario seguir las direcciones de la brújula.