Este fin de semana vuelve al Autódromo Internazionale de Mugello el MotoGP para su sexta ronda de la temporada y los pilotos del Repsol Honda Team: Marc Márquez y Pol Espargaró están listos para enfrentar este nuevo desafío.

En el 2020 no se pudo correr en Mugello debido a la pandemia mundial, por lo que este año se ha vuelto una de las paradas más esperadas. Y tras un GP en Le Mans con varias adversidades, el equipo Honda está ansioso por volver al icónico circuito italiano, donde en 2019 Márquez logró obtener el segundo lugar, con una diferencia mínima de 0.043 segundos del líder después de una intensa carrera.

En lo personal, Marc Márquez llega animado a Mugello, ya que a pesar de la caída en la ronda pasada en Francia, el piloto estuvo liderando la carrera y rodando más rápidos que los líderes. Aunque el ocho veces Campeón del Mundo también es realista y no se olvida de sus problemas físicos, por lo que entiende que será otro fin de semana de esfuerzo constante. Recordemos que Mugello fue el escenario de la primera victoria de Márquez en un GP, sucedió en 2010 en la categoría 125 cc.

“He tenido buena suerte para continuar con el proceso de recuperación. Demostramos nuestro potencial en mojado en Francia y este fin de semana en Mugello tenemos que trabajar bien desde el viernes por la mañana para intentar ser constantes y encontrar buen ritmo. Entiendo mis limitaciones físicas y sé que no será el fin de semana más fácil estar cerca del frente sec. (…) Será más exigente físicamente, pero podemos manejarlo”, explica Márquez.

Por su parte, Pol Espargaró se encuentra decidido y concentrado, busca poder desarrollar todo su potencial en Italia: “Después de no visitar la pista en 2020, será agradable volver a Mugello este año, andar en MotoGP por la recta es algo realmente único. Tendremos que ver cómo se comporta nuestra moto allí, ya que es un circuito muy diferente al que hemos estado. Habrá mucha competencia este fin de semana, pero si trabajamos bien durante los entrenamientos, creo que podemos estar allí y pelear”, comentó el piloto.