Argentina se ha convertido en el primer país fuera de la India en contar con una planta de ensamblado de la firma Royal Enfield, la misma se encuentra ubicada en la ciudad de Buenos Aires con un plan de inversión de 700 millones de pesos argentinos que afianzará la presencia de la firma en toda Latinoamérica. No hay que olvidar que hace unos días informamos sobre el relanzamiento de la firma en México, con una nueva etapa comercial que busca conquistar de forma definitiva el mercado nacional.

Los tres modelos que comenzaron a producirse el día de hoy en la planta industrial del Grupo Simpa ubicada en la localidad de Campana, Buenos Aires, son la Interceptor 650, Continental GT e Himalayan. Si bien la mayoría de las partes son importadas, las tres motocicletas también cuentan con piezas fabricadas en la industria argentina.

Para subvencionar la dificultad de la importación de los elementos totales de la motocicleta, Royal Enfield firmó un acuerdo donde podrá generar una motocicleta con arancel cero en territorio argentino, esto significa que la producción local contará con integración de componentes locales (filtros y sus partes, componentes eléctricos y piezas metálicas, entre otros) y permitirá que todo el line-up de la marca sea con el 0% de arancel de importación, algo que se reflejará en una baja en los precios de sus productos.

Cabe aclarar que el Director General de Royal Enfield, Vinod Dasari, comentó que el objetivo de la empresa es poder llegar a más países y fomentar la producción local, mientras que aseguró: “Hemos estado trabajando constantemente para crecer y expandir el motociclismo de peso medio en todo el mundo y también aumentar nuestra huella en importantes mercados globales”.

En este enlace podrás conocer todos los detalles del relanzamiento de la firma en México y la Rodada Royal Enfield a Val’Quirico.