El día de ayer se llevó la tradicional rueda de prensa con los pilotos oficiales de MotoGP en la que la mayor duda e interés era cuál sería el futuro de Valentino Rossi, desde que se confirmara que Fabio Quartararo compartiría boxes con el español Maverick Viñales, el piloto de 41 años de edad y nueve veces campeón del mundo comentó: “Fue difícil tomar una decisión en este momento, en especial cuando ya había planeado evaluar mi futuro después de la primera mitad y ver como estaba compitiendo”

“Pero hacerlo sin correr, sin saber si aun puedo hacerlo, es complicado”, añade el aún piloto del equipo oficial de Yamaha, y también aclara que tuvo que decidir sin haber correr, por que solo podía optar por dos cosas una parar y la otra seguir compitiendo, “y para un piloto de mi edad es notoriamente más difícil competir con los demás en la pista, pero amo esto y quiero seguir en el juego, por eso hable con Yamaha y llegamos un acuerdo, también hablé con la gente de Petronas y ya todo está arreglado” declaró.

“Aún no he firmado el contrato porque falta ver cómo se va a conformar mi equipo en Petronas, ya que como Fabio y yo cambiaríamos lugares es obvio que ciertos elementos se irían con él al equipo oficial y yo busco llevarme a los míos, estamos arreglando esos detalles pero ya está hablado”.

Es así como iniciará una nueva etapa en la vida profesional del multicampeón italiano en la temporada 2021 como piloto del Petronas Yamaha SRT, en algo que ha insistido no es la gira del adiós, “aún me siento competitivo y quiero ser parte de este juego por más tiempo”.