Todo debió haber terminado el viernes pasado, después de que la gente de Ducati se presentó a declarar en el Tribunal de Apelaciones de la FIM, sobre el tan mentado apéndice que las Desmosedici GP19 de la marca italiana utilizaron en la primera carrera del mundial de MotoGP en Qatar y que tuvo como ganador al italiano Andrea Dovizioso, pero Aprilia, KTM, Honda y Suzuki se quejaron y presentaron un reclamo, el cual fue rechazado y por lo tanto apelaron.

Ahora está novela se extenderá hasta el inicio de la siguiente semana y ya no habrá mucho tiempo ya que el segundo Gran Premio del año será el siguiente fin de semana en la Argentina. Al termino de la semana pasada el tribunal no había emitido ninguna declaración.

Por su parte Luigi Dall’Igna se ha mostrado muy molesto por todo este proceso ya que, debido a esto, parte de los secretos aerodinámicos de la marca de Borgo Panigale han sido expuestos, poniendo a los rivales bajo aviso de los desarrollos y de lo que no han pensado.

“Durante la presentación de nuestra defensa, hemos tenido que revelar algunos de nuestros secretos en un área que nuestros rivales habían descuidado”, se ha lamentado el director de Ducati Corse en unas declaraciones recogidas por diarios italianos.