Después de 10 días de que comenzaran a circular los rumores sobre una posible salida por parte de Suzuki de MotoGP, la fábrica de Hamamatsu por fin se ha pronunciado al respecto, lanzando un comunicado oficial en el que confirma sus intenciones de abandonar el Campeonato Mundial de Velocidad al finalizar la presente temporada 2022.

El lunes tras el test de MotoGP en Jerez, los responsables de Suzuki en MotoGP anunciaban a los miembros de su equipo que se marcharían de la categoría reina al finalizar el actual curso. Ahora, en el breve mensaje de la firma japonesa asegura que ya están en pláticas con Dorna Sports para poner fin a su contrato este año, el cual los vinculaba originalmente hasta 2026.

El texto menciona: “Suzuki Motor Corporation está en conversaciones con Dorna sobre la posibilidad de finalizar su participación en MotoGP a fines de 2022. Lamentablemente, la situación económica actual y la necesidad de concentrar su esfuerzo en los grandes cambios que el mundo de la Automoción enfrenta en estos años, están obligado a Suzuki a desplazar costes y recursos humanos para desarrollar nuevas tecnologías”.

Además, agrega: “Nos gustaría expresar nuestro más profundo agradecimiento a nuestro equipo Suzuki Ecstar, a todos aquellos que han apoyado las actividades de carreras de motos de Suzuki durante muchos años y a todos los fanáticos de Suzuki que nos han brindado su apoyo entusiasta”.

Esto significa, que los dos pilotos del Team Suzuki Ecstar de MotoGP, Alex Rins y el campeón 2020, Joan Mir, entran en el mercado de pilotos y deberán buscar un nuevo equipo para la temporada 2023. Actualmente, los dos ocupan buenas posiciones en la clasificación provisional del campeonato, siendo cuarto y quinto respectivamente, por lo que ambos han declarado que la noticia los tomó completamente por sorpresa.

Respecto a esta situación, Rins explicó: “Ha sido un golpe súper duro para todos. Después del test de Jerez del lunes, cuando nos lo dijeron, yo personalmente me derrumbé, me puse a llorar. Es el sentimiento que tienes hacia Suzuki: has estado luchando desde 2017 dándolo todo para tener una moto competitiva, y te dicen que el año que viene no se sigue. Ha sido duro, muy duro. No comparto la decisión, pero es lo que es y hay que respetarlo. Al final tenemos que seguir haciendo lo que estamos haciendo”.