A través de un comunicado oficial, Yamaha ha anunciado que el final del Rally Dakar2022, en el que sus pilotos Adrien Van Beveren y Andrew Short terminaron cuarto y octavo general respectivamente, ha puesto fin a la larga e histórica asociación del fabricante con la categoría de motocicletas de 450cc, tanto en el Rally Dakar como en el Campeonato del Mundo de Rallies Cross-Country de la FIM.

Yamaha es la única marca que ha participado en cada edición del Dakar, con el francés Cyril Neveu obteniendo la victoria a bordo de una Yamaha XT500 en la primera edición del rally que se celebró en 1979, siguiendo con otra victoria un año después. Entre otros pilotos destacados de la firma en esta categoría, tenemos a Stéphane Peterhansel quien logró un récord de seis victorias para Yamaha en a década de 1990, o el italiano Edi Orioli que le dio una victoria en África en la edición de 1997.

Con 44 Rallies Dakar a sus espaldas, Yamaha ya no competirá en el evento con la Rally WR450F, pero seguirá teniendo presencia en la categoría SSV apoyando a los corredores con su proyecto prototipo Yamaha YXZ1000R, que ha participado en las ediciones de 2021 y 2022, en las cuales ha finalizado segundo y sexto. En el comunicado también se informa que “en dos ruedas, el enfoque cambiará para cumplir con los requisitos cambiantes de los clientes en el sector todo terreno, considerando la futura introducción de la nueva Ténéré World Raid.

Respecto a esto, Eric de Seynes, Presidente y Director Ejecutivo de Yamaha Motor Europe comentó: “Yamaha tiene una larga historia con el Rally Dakar, que comenzó en 1979 en la primera edición y se desarrolló ininterrumpidamente hasta la era moderna. También es un evento que personalmente me apasiona, ya que participé dos veces en el evento y por muchos años trabajé en estrecha colaboración con Jean-Claude Oliviaer, quien no solo corrió y ganó etapas en el Dakar, sino que también supervisó el periodo pionero más exitoso de Yamaha en Rally”.

“Mientras que el Rally Dakar ha logrado permanecer cerca de sus raíces, incluso cuando se mudó a África, el mundo en el que existe ha cambiado considerablemente. Nuestros clientes todoterreno ahora tienen diferentes expectativas y buscan diferentes productos, y debemos atenderlos si queremos mantenernos conectados. Es por ello que hemos decidido poner fin a nuestra dilatada trayectoria sobre dos ruedas en el Rally Dakar y en el Campeonato del Mundo FIM de Cross-Country Rallies, a la vez que reforzamos nuestra apuesta por correr el Dakar sobre cuatro ruedas con el Yamaha YXZ1000R SSV”, agregó.

Aunque aclaró: “Sin embargo, el compromiso de Yamaha con los eventos de Rally Raid con motocicletas no ha terminado, pero nuestro compromiso futuro debe tener una conexión más estrecha con nuestros clientes y sus aspiraciones, desarrollando aún más el potencial de la Ténéré 700 hacia una dirección que les permita redescubrir el lado más venturero de los Rallies”. Por último, la firma agradeció a todos los involucrados en la organización del Rally Dakar, a los miembros de equipo y a los pilotos del Monster Energy Yamaha Rally Team, así como a los patrocinadores que trabajaron durante las últimas cuatro décadas de la mano con Yamaha.