En el marco de la celebración de los 10 años ininterrumpidos del Racing Bike México, la organización dio a conocer la llegada de una nueva categoría al Campeonato Nacional de Velocidad: la Supersport Next Generation de FIM. Además de algunas pequeñas modificaciones que tendrán el resto de categorías de cara a la temporada 2022.

La categoría Supersport Next Generation permitirá la llegada de nuevos modelos y marcas a la categoría Supersport, entre las que destacan: Ducati con su poderosa bicilíndrica Panigale V2, la superdeportiva de carretera MV Agusta F3 800 y la MV Agusta F3 Superveloce con su diseño atemporal y su tecnología de punta. También veremos la llegada de la Street Triple 765 de Triumph y nos mantenemos a la espera del nuevo modelo marcado como pendiente, la Suzuki GSX-R 750. Además, continuarán los motos ya presentes, como: la Yamaha YZF-R6, la Honda CBR 600 RR, la Suzuki GSX-R 600, la Kawasaki ZX-6R y ya como homologada FIM, la ZX-636R, por lo que podemos deducir que se vienen grandes cambios para la clase Supersport.

Todas las motos que antes participaban en Supersport competirán bajo la denominación de Supersport Next Generation y será la categoría reina en México, exclusiva para pilotos Expertos SS1 y SS2. Por su parte, los Superxtreme seguirán con la misma denominación, sin embargo se regirán por el reglamento técnico Supersport Next Generation.

La Organización en conjunto con la Comisión de Velocidad realizarán la reclasificación de los primeros cinco lugares de la temporada 2021 del grupo A a SS2, esto con la finalidad de seguir impulsando el deportivismo y darle la oportunidad a los más novatos. Además, con el fin de garantizar la máxima igualdad mecánica en pista, las motocicletas con 4 cilindros en línea de 599cc y 636cc podrán hacer algunas modificaciones al motor, mismas que vendrán detallas en el reglamento técnico RBM.

Todas las motocicletas estarán sujetas a mejoras o restricciones para equilibrar las diferencias mediante piezas, límites de revoluciones, límites de peso, entre otros. Conscientes de que las motos Next Gen cuentan con más CV, respecto a las antes homologadas, la FIM envió un algoritmo que permitirá cambios para darle más o menos velocidad a un modelo en concreto.

Este algoritmo tendrá en cuenta los tiempos por vuelta de cada piloto, las velocidades máximas marcadas en las zonas más rápidas de los circuitos, los resultados obtenidos por cada piloto de manera individual, el número de vueltas en el que ha liderado la carrera, en fin, un cóctel de datos que garantizará la máxima igualdad en esta renovada categoría de Supersport. Hasta el momento, un equipo ya ha registrado sus motocicletas Next Gen bajo el apoyo de Ducati Factory.

Otro de los cambios importantes de cara a la temporada 2022, vendrá en la categoría SBK y MF40, ya que se está analizando la posibilidad de tener una categoría OPEN, con sus subcategorías Expertos y MF40. Para la Junior Supersport se realizarán cambios que permitan la paridad de las motocicletas KTM RC390, Yamaha R3, entre otros, versus la Kawasaki 400. En cuanto al equipamiento, a partir de 2022 en todas las categorías serán obligatorios los protectores de pecho y espalda, y tentativamente el uso obligatorio del sistema Air Bag para los trajes de los pilotos.

El campeonato seguirá en línea con las normas y actualizaciones FIM LA, para continuar siendo un referente en el motociclismo mexicano y latinoamericano. Siendo este el camino a seguir para la profesionalización de los pilotos y así encaminarlos al plano internacional para que en breve tengamos representantes latinos en los campeonatos más importantes a nivel mundial.