Royal Enfield Insurgentes, fue la sede de la primer rodada gastronómica diseñada por Knifes & Bikes, un movimiento de chefs y personas dedicados al sector de los servicios culinarios, cuyo objetivo es impulsar la gastronomía del país, al mismo tiempo que aportan valor al motociclismo en México.

La ruta comenzó en Royal Enfield Insurgentes, que se encuentra ubicada al sur de la ciudad, en donde los chefs-pilotos fueron recibidos con pan dulce de Bridor y café italiano de Lavazza, posteriormente se llevó a cabo el registro, se entregaron las filipinas alusivas al evento, elaboradas por Gallantdale y se dieron las instrucciones pertinentes para comenzar la rodada. Asimismo, los asistentes que quisieran, pudieron tomarse fotos en el mural de la agencia con sus motocicletas.

Tras la salida de la agencia, se realizaron distintas paradas en los establecimientos indicados, en donde recibían a los participantes con platillos para su degustación. Entre las paradas, destaca la hecha en el restaurante China Girl, uno de los establecimientos más famosos de la zona desde los años setentas, en donde los pilotos se deleitaron con platillos de la gastronomía cantonesa y mandarín.

Entre otros lugares, también se visitaron los Tacos Morán, una taquería en donde se consumieron tacos de pastor y suadero, así como la heladería Duo Gelati, que ofrecía gelatos y sorbetes de distintos sabores, como amarenas, chocolate turco y limón con albahaca. Cerca de las dos de la tarde y con casi seis horas de recorrido, llegaron a Gallantdale, una tienda y distribuidora de uniformes para profesionales de todo tipo, en donde les entregó un parche conmemorativo.

La sucursal Custom Rock, también formó parte de esta rodada, en este punto, se tomó una fotografía individual a cada participante del evento, para que pudieran recordar la experiencia. Alrededor de las 5:00 pm, el grupo llegó a la Universidad CESSA, ubicada en San ángel, aquí fueron recibidos con café, hamburguesas, pizzas, cerveza, mezcal, foie gras y demás. En la ceremonia de clausura, los patrocinadores del evento ofrecieron un cóctel para los asistentes.

Cabe destacar, que Luis de la Torre, Encargado de Post-venta en Royal Enfield México, estuvo presente a lo largo de toda la rodada disfrutando de la comida y el ambiente biker. En general, todos los asistentes, patrocinadores y organizadores terminaron el día con una sonrisa en la cara, satisfechos de haber realizado un trayecto tan largo, pero con todo el entusiasmo y ánimo para participar en la siguiente edición de Knives & Bikes.

Puedes ver la galería completa aquí.