El HOG México City Chapter celebró a lo grande su aniversario número 28, el punto de encuentro fue en las astas banderas de Ciudad Universitaria frente al Estadio de CU. Alrededor de las 13:00 horas comenzaron a llegar los motociclistas con el ánimo de verse nuevamente, y en esta ocasión, para celebrar un año más de estar unidos.

Poco a poco, las impresionantes motocicletas dejaban escuchar sus motores anunciando su llegada. Cerca de las dos de la tarde se tomó la foto del recuerdo en la que quedó plasmada la camaradería que caracteriza a la familia Harley-Davidson. Fue entonces que se dio la señal para encender los motores y el contingente se formó para iniciar su marcha rumbo al festejo.

La rodada a través de la ciudad fue corta hasta llegar a la Alcaldía Tláhuac, en donde el Rancho los Pirules, como cada año, sería el lugar destinado para esta celebración organizada por la mesa directiva, para todos los integrantes del HPG México City Chapter. Conforme fueron llegando los motociclista al lugar se les fue entregando su kit de participación del evento, se registraron y pasaron a la recepción, un espacio muy al estilo rodeo.

En el lugar, de forma respetuosa se les invitó a pasar a la capilla para una misa, en donde los cascos serían bendecidos. Al término de la misa, todos acompañaron al padre para bendecir también las motocicletas. Entre otras actividades, los asistentes pudieron disfrutar del rodeo, en donde algunos valientes del Hog entraron a desfilar a la vaquilla que estarían toreando con los coloridos capotes, entre algarabía y gritos de ¡Ole torero! y ¡Matador! Todos se divertían. Luego el entretenido partido de fútbol donde la vaquilla ahuyentaba a los atrevidos.

Al término del ruedo, todos pasaron a comer los exquisitos platillos típicos de la gastronomía mexicana, bebidas preparadas y algunos antojitos como esquites y elotitos con el picor que los caracteriza, y por supuesto el pastel de celebración que no podía faltar. Para los pequeños, una enorme piñata con brillantes colores, repleta de dulces y sorpresas, donde hasta los grandes se divirtieron al caer los dulces.

Pero la diversión no terminaba, pues llegó el toro mecánico donde chicos y grandes tuvieron la oportunidad de subir y ver quién aguantaba más tiempo arriba del toro. Las bandas no podían faltar en la celebración, música de rock, salsa y Dj, con los que el baile y la diversión nunca faltaron. Casi al final del evento, la mesa directiva dirigió unas palabras de agradecimiento, así como una remembranza de lo que ha acontecido a lo largo de este 2021.

Para finalizar se llevó a cabo la esperada rifa llena de regalos y la entrega de reconocimientos. Cabe mencionar que para poder realizar este aniversario, a todas las personas que asistieron, se les exigió como requisito obligatorio realizarse una prueba de Covid para evitar posibles contagios, ya que los protocolos del lugar y del evento lo requirieron.

Pulsa aquí para ver la galería completa. 

Pulsa aquí para ver la segunda galería.