Voxan, el fabricante de motos francés, ha roto el récord mundial de velocidad en la categoría de motos eléctricas parcialmente aerodinámicas de menos de 300 kg, al alcanzar los 455.737 km/h, con el cuatro veces Campeón del Mundo y ex piloto de MotoGP, Max Biaggi, montando sobre su prototipo eléctrico: la Voxan Wattman.

En Voxan, ya se encontraban, desde hace algunos meses, preparando la moto para batir algunos récords mundiales, pero lo que probablemente no se esperaban es que Biaggi y la Voxan Wattman batieran un total de 21 registros. Estas hazañas tuvieron lugar en las instalaciones de Lanzamiento y aterrizaje de Space Florida, en el Centro Espacial Kenedy, Estados Unidos.

Aunque este no es el primer récord que Biaggi y Voxan consiguen juntos, en 2020 lograron hasta 11 récords mundiales de velocidad en motos eléctricas. Entre las mejoras que se le hicieron a la Wattman, se trabajó para que pesara menos de 300 kg, además se mejoró la potencia, pasando de los 270 kW a los 320 kW con un torque de 1,360 Nm. Para aumentar la estabilidad direccional, la distancia entre ejes se amplió casi 16 cm, hasta los 1,957 mm.

Por otra parte, Michelin fabricó unos neumáticos con dimensiones especiales: 120/70-17 para la parte delantera y 190/55-17 para la parte trasera. En cuanto a las piezas del carenado, estas también se rediseñaron por completo para que la Wattman pudiera conducirse con o sin él, esto ayudó a que se alcanzara el hito de los 21 récords, ya que casi la mitad de ellos fueron en la categoría de “Más de 300 kg” (con carenado) y el resto en la clase “Menos de 300 kg” (sin carenado).

Gildo Pastor, el presidente del grupo Venturi, al que pertenece Voxan, mostró su satisfacción por los récords que obtuvo e prototipo: “Estos veintiún nuevos récords son otra magnífica recompensa para el Grupo Venturi, para Ma Biaggi y para nuestros valiosos socios, Saft, Michelin y Mercedes. Me complace pensar que la experiencia obtenida con este proyecto contribuirá a mejorar la eco movilidad”.

Por otra parte, Annie Sennet, vicepresidenta ejecutiva de Saft, compañía responsable de las baterías de la Voxan Wattman, mencionó: “Saft se enorgullece de haber contribuido a estos registros junto con Voxan. La batería de vanguardia de Wattman utiliza nuestra tecnología de iones de litio, que permitió ganancias considerables de peso y potencia en la motocicleta y mejor frenado, sin sacrificar la seguridad ni la confiabilidad”.

Max Biaggi comentó: “Fue una aventura loca que viví de una manera distinta la primera vez. Sabía que esperar y me concentré en algunos detalles que la última vez no había valorado. (…) De hecho, además e haber alcanzado los 470 km/h de velocidad máxima instantánea, obtuvimos la velocidad más alta jamás alcanzada por una moto naked. Un récord absoluto, considerando no solo las motos eléctricas, sino también las alimentadas por un motor de combustión interna”.