Sonia Barbosa, de nacionalidad española, quería convertirse en una aventurera y decidió tomar su BMW F 650 GS montada sobre los neumáticos Continental TKC 70 y TKC 70 Rocks para recorrer el mundo con el propósito de contarle sus experiencia al resto de la comunidad de apasionados de los viajes en motocicleta.

Hasta ahora, ha publicado cinco libros y el sexto viene en camino, este se titulará: “La chica que tenía prisa por ver el mundo” y en él contará cómo ha sido sus experiencia realizando la primera etapa de su vuelta al mundo en plena pandemia. Sonia Barbosa salió de su casa en España el 31 de mayo y su recorrido finalizó en Vladivostok el pasado 8 de julio. En total fueron 39 días de viaje, 34 de los cuales fueron sobre la motocicleta y viajó 17,000 kilómetros atravesando varios países como: Italia, Grecia, Bulgaria, Rumanía, Ucrania y Rusia.

Aunque no todos los riders llegan alcanzar la impresionante distancia de 17,000 kilómetros, ya que esto dependerá de la conducción, la máquina y el tipo de terreno sobre el que se conduzca, Sonia ha decidido compartir su ejemplo de lo que significa conducir con los neumáticos aventureros por excelencia, para que los aventureros puedan tener una idea de su rendimiento.

“Si Phileas Fogg levantara la cabeza y hubiera podido ser testigo del viaje que realicé hace tan solo dos meses durante 39 días uniendo el mar Cantábrico y el mar de Japón con mi BMW F 650 GS a la que muchos conocen ya como “Trailera” y a la cual calcé con unos Continental TKC 70 y TKC 70 Rocks, seguramente hubiera dado su vuelta al mundo sobre dos ruedas. Después de rodar 34 días con estos neumáticos y atravesar Italia, Grecia, Bulgaria, Rumanía, Ucrania y la imponente carretera Transiberiana en la monumental Federación Rusa, puedo asegurar que el resultado podría calificarlo de excelente. Sin duda, su longevidad está más que demostrada”, mencionó Sonia.

De acuerdo con la aventurera, el TKC 70 Rocks “se trata de un neumático trasero pensado para combinarlo con un TKC 70 estándar en el eje delantero”. Estos TKC 70 fueron precisamente los que probó durante 12,000 kilómetros en 2017, cuando realizó un viaje por Alaska, desde entonces ha continuado con la misma línea.

Según Sonia, la mayor prueba para los “zapatos” de su BMW fue atravesar la Federación Rusa debido a las condiciones de la carretera “cada día era toda una aventura en la que, en muchas ocasiones, no se conducía sino que se esquivaban baches. El asfalto brillaba por su ausencia en muchos tramos de la Transiberiana y los Rocks sacaban a relucir sus cualidades. Y si a ello le sumamos el haberme metido erróneamente por pistas durante 4 horas, con la moto cargada hasta los topes y a 33 grados de temperatura, la emoción estaba asegurada”, agregó.

También probó en condiciones extremas el Raingrip, que genera un mejor agarre en mojado y un aumento del kilometraje. En los días de lluvia, cuando la tierra se mezclaba con el agua convirtiendo la carretera en un lodazal, los TKC 70 Rocks respondieron de forma sorprendente. También, a pesar de no conservar ya las cualidades iniciales, algo que es fácilmente comprensible, no presentaron ningún problema.

Como última opinión, Sonia explicó: “Con un comportamiento de 10 sobre 10, estos neumáticos de la marca alemana, son más que recomendables para cualquier rider que decida salirse del asfalto y adentrarse en el off-road. Su tecnología Multigrip o, lo que es lo mismo, mayor resistencia al desgaste en la parte central para aguantar kilómetros y no desgastarse de forma rápida, ha sido la clave a la hora de poder alcanzar ese kilometraje”.

“Sin duda, altamente recomendables para todos aquellos que aún no se han decidido por una marca de neumáticos y, los que ya disfrutamos de ellos, seguiremos haciéndolo hasta el infinito y más allá. Seguramente Phileas, después de leer este artículo, lo tendría clarísimo. Espero que tú también”, concluyó la piloto.