Husqvarna se presentó en el Salón de la Innovación de la Feria 2 Ruedas Digital, para presentar  la Svartpilen 200 y la Svartpilen 401. La primera, llega para completar la familia de motocicletas urbanas de la marca con una propuesta fresca y diferente en el segmento de motocicletas de alta gama. Tiene un estilo minimalista que ofrece una mezcla entre las ideas clásica y el diseño moderno y futurista, con la tecnología más avanzada.

Podríamos definir a la Svartpilen como una paradoja entre lo simple y lo progresivo, aunque es pequeña en cilindraje, no le envidia nada a sus hermanas mayores pues ofrece un manejo igual de dinámico y divertido, compartiendo gran parte de la tecnología con los demás modelos de la gama.

En la parte delantera este modelo utiliza una pinza de cuatro pistones y frenos de disco de 32 mm y en la parte trasera frenos de disco de 240 mm y una pinza monopistón, lo que garantiza un frenado muy seguro. Además, su modo de conducción “Supermoto” que permite bloquear la llanta trasera para un manejo más deportivo. Su motor monocilíndrico brinda 24.7 Hp y 19.5 Nm de torque.

Así mismo, la Svartpilen 401 volvió renovada tanto técnica como estéticamente. Conserva su motor monicilíndrico de 373 cc, las suspensiones WP, iluminación totalmente LED y el sistema de frenos ABS. En cuanto a la parte estética conserva sus diseño robusto y su color gris característico.

Los cambios técnicos se ven reflejados principalmente en el subchasis, el cual se hizo 40 mm más largo, esto permite un área más grande en el asiento para mayor comodidad del pasajero. Se integra el Easy Shift, este sistema permite que el piloto pueda meter cambios sin necesidad de utilizar el clutch cuando la moto está en movimiento.