La nueva Suzuki GSX-S1000 2022, tiene líneas que expresan agresión y dinamismo y evoluciona algunas soluciones técnicas derivadas de MotoGP pero llevadas a un estilo mucho más urbano. Tiene como objetivo ofrecer una mayor capacidad de control, agilidad y potencia para una experiencia de conducción más emocionante.

El modelo original GSX-S1000 salió al mercado en 2015 y su filosofía era sencilla: poder llevar la diversión de la conducción deportiva a los motociclistas en la calle. Podía brindar una versión de calle del potente motor de carrera larga del modelo GSX-R1000 que se utilizaba en las carreras de resistencia y superbikes. Así es como en este motor combina un chasis compacto y liviano, un tren de rodaje de última generación y una posición de conducción erguida muy cómoda.

En el aspecto tecnológico, su nuevo acelerador electrónico de conducción por cable, ofrece una gran sensibilidad y funciona en perfecta armonía con el sector de modo de conducción Suzuki (SDMS). Este dispositivo permite al conductor elegir entre tres modos de conducción y que corresponden a diferentes respuestas del motor a los movimientos del acelerador.

El nuevo diseño del manillar es 23 mm más ancho, con extremos ligeramente elevados y se encuentra 20 mm más cerca del asiento, que también está rediseñado para ofrecer un mayor apoyo en la zona trasera y de este modo, lograr que el piloto tenga una postura más erguida, más cómoda y capaz de garantizar un mayor control de maniobras a baja velocidad como en conducción deportiva. Su marco de aluminio de doble haz es rígido y ligero al mismo tiempo y conecta directamente la pipa de dirección y el pivote basculante. Las suspensiones son totalmente regulables, en precarga de muelle y frenos hidráulicos, en compresión y rebote.

Tiene un estilo estrecho y angular que la vuelven una deportiva naked, liviana y musculosa. Puedes encontrarla en tres colores disponibles: El héroe azul Tritón metálico de Suzuki, el nuevo gris mecánico mate metálico y el siempre popular Glass Sparkle Black.