Durante más de 200 kilómetros de terracería, autopista y sinuosas carreteras, en
Revista 400 conocimos la nueva Multistrada V4 en lo que fue la presentación oficial
organizada por Ducati de México en San Miguel de Allende. Se trata de una “Multi”
completamente nueva, que nada tiene que ver con la anterior de 2 cilindros en V.
Tanto el motor, como el chasis, las suspensiones, ruedas y electrónica, son de
desarrollo completamente nuevo. Esto se aprecia a simple vista con un motor más
compacto, un chasis que abandona el clásico tubular de acero tipo Trellis para
adoptar el Monocoque de aluminio al estilo de la Panigale, una rueda delantera de
19 pulgadas que ahora es de norma en la Multistrada V4 dejando de lado las
anteriores de 17 y una tecnología nunca antes vista en una motocicleta de su
categoría.

Adentrándonos en lo más evidente, el nuevo motor es mucho más enérgico que
antes, tiene una impresionante patada desde muy abajo hasta el corte del encendido
a las 12,000 revoluciones. Empuja de una manera brutal, pero no vibra y lo hace
todo con unos modales sorpresivamente prudentes, por lo que manejarla de forma
relajada es también un placer a los sentidos. Pero cuando roscas el acelerador, la
velocidad realmente aumenta de forma frenética, transmitiendo un nivel de
confianza intachable y no pareciera ser posible ver que vamos tan rápido de una
manera tan sencilla.

Esto se debe a que el V4 de Ducati fue originalmente desarrollado en MotoGP y,
ahora, se está democratizando en su oferta de modelos comerciales adaptándolo a
cada tipo de uso, ya que es muy diferente el V4 de la Desmosedici con respecto a la
Panigale, incluso la Streetfighter y, por supuesto, en la Multistrada V4, que ha sido
rebautizado como V4 Superturismo por su nueva distribución sin sistema
Desmodrómico ni DVT, lo que extiende el primer servicio de válvulas a los 60,000
kilómetros. No obstante, la potencia y ADN de carreras en este V4 es imposible de
ocultar, así como su sonido dentro del cockpit que recuerda al de las Desmosedici
GP que vemos y escuchamos por televisión.

Después de la conferencia de prensa encabezada por Erwin Richter, Director
Comercial de Ducati México; y Alain Denis, Director Técnico, disfrutamos de un
recorrido de lo más variado a bordo de las Multistrada V4 S Travel Pack que, dicho
sea de paso, será la variante de entrada disponible en los pisos de venta en un
principio (desde $477,400), ya que la variante Multistrada V4 “a secas” y con menos
equipamiento, solo se podrá adquirir bajo pedido. Pero volviendo a este primer contacto de manejo, encontramos tramos de terracería, unos con ligero tráfico,
carreteras secundarias repletas de curvas y largas rectas. Una interesante variedad
para conocer a la “Multistrada más Multistrada de todas” como nos adelantaba
Richter.

Al igual que hace 11 años cuando se estrenaron los modos de manejo en la
Multistrada 1200 de 2010, hoy también contamos con 4 motos en 1. Las diferencias
son notorias entre las funciones Urban, Touring, Sport y Enduro, pudiendo tener
desde 115 hasta 170 caballos de fuerza a la altura del puño derecho, cambiando la
respuesta del acelerador y el calibrado de las suspensiones semiactivas
electrónicamente variables.

Los novedosos radares del Control de Velocidad Crucero Adaptativo y Monitoreo en
Puntos Ciegos, aún no estarán funcionales para los nuevos clientes, debido a que en
México, Canadá y Estados Unidos rige la misma legislación. Éstos no han sido aún
homologados en nuestra región, por lo que en este mismo momento todas las
versiones de la Multistrada V4 han sido ajustadas en su precio con una rebaja de
14,450 pesos. Si bien el hardware que hace funcionar los radares viene instalado de
origen, el software se podrá activar posteriormente por esa cantidad de dinero en
los concesionarios oficiales de la marca una vez que los asuntos burocráticos sean
solucionados.

Por supuesto, la frenada es contundente aún cuando se rueda rápido, con la
electrónica funcionando en todo momento a nuestro favor controlando las inercias
naturales del manejo deportivo. Tal y como sucede en la Panigale V4, la Streetfighter
V4 y, ahora, en la nueva Multistrada V4, estamos ante una nueva generación de
motos. Unas a las cuales no se les ha dado más potencia o una mayor electrónica por
separado, sino que son motos desarrolladas de una forma novedosa, en donde todos
los componentes han sido planteados desde cero para funcionar al máximo de sus
posibilidades en conjunto con el resto. No es lo mismo añadir tecnologías como el
IMU u otras asistencias electrónicas en motos que no han sido desarrolladas desde
cero para adoptar estos elementos; en cambio, en las nuevas V4 de Ducati se percibe
que todo ha sido diseñado de forma integral, y eso es algo que se nota rápidamente
en el manejo, el cual pertenece a una nueva generación de motos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × uno =