El piloto mexicano Juan Pablo Guillén, ha cumplido su sueño de participar en el Dakar, el cual ha finalizado a lo grande acabando las 12 etapas hasta alzar la bandera mexicana de manera triunfal en la línea de llegada. Una vez que el “Gran Rally” llegó a su fin, en Revista 400 tuvimos la oportunidad de platicar con él acerca de este logro que nació como una aventura y que se concretó con nuestros lectores de Revista 400 siguiendo su progresión diaria en el Rally Dakar a través de nuestras plataformas digitales.

Juan Pablo Guillén, también conocido como “Juanito Pistolas”, ha sido el representante mexicano en la división de motocicletas del más reciente Rally Dakar. A sus 43 años, ha logrado el sueño de llegar al Dakar y poder finalizarlo a bordo de su KTM 450 Rally privada del equipo Nómadas Adventure, con Hernán Samaniego como Team Manager y todo un país alentándolo a la distancia, con mensajes de afecto que llegaban hasta la lejana Arabia Saudita. Un piloto que llevó la bandera de México a otras latitudes y que al concluir su proeza, pudimos platicar con él. En esta ocasión, te presentamos la primer parte de esta entrevista.

Revista 400: ¿Cómo fue que llegaste a Arabia Saudita para disputar el Dakar? ¿Cuál fue tu preparación?

Juan Pablo Guillén: Fue una preparación de casi 2 años, nos pusimos como meta el Dakar 2021 y al haber concluido el Rallye du Maroc, me dieron el pase al Dakar. Esa vez me fui un mes a Marruecos a entrenar y a tomar cursos de navegación con Gerard Farrés y todo el equipo Nómadas, que fue el organizador. Esos cursos me prepararon mucho para el tema de la navegación en la arena y con las dunas.

Fue un año Covid complicado, pero después me fui al Sonora Rally, regresé a España e hice el de Andalucía y luego otra vez a México a correr la Baja 1000. También hicimos el África Eco Race de 12 días duración a principios de 2020, para saber lo que es un Rally grande, pesado y desgastante física y mentalmente. Lo hice, me fue bien y entonces dijimos ahora sí el 2021 vamos por todo en el Dakar.

R400: Este año la navegación fue a clave para los pilotos, ¿Cómo te sentiste en competencia?

JPG: El Dakar está teniendo la tendencia de darnos el Road Book 20 minutos antes de empezar el especial. Aquí lo bueno es que ya había estado en el Rally de Andalucía donde te lo dan coloreado igual que en el Dakar, entonces identificas ciertas cosas en un primer instante. Por ejemplo, los Way Points vienen en viñeta azul, entonces como que ya vas identificando cosas que cuando llega la carrera se hacen un poco más fácil asimilarlas. Aún así, la navegación estuvo difícil, estábamos todos perdidos, hasta Carlos Sainz. Los coches iban de acá para allá, pero logramos concluirlo. Descifrarlo, más bien.

R400: ¿Cómo fue que dijiste “voy a estar en el Dakar 2021”?

JPG: Cuando lo decidí, el Dakar todavía estaba en Sudamérica, pero luego cuando se cambió a Arabia Saudita ya tenía la decisión tomada. Ha sido un sueño para mí, una carrera tan emblemática, llena de historia y la más difícil del mundo. Siempre fue aspiracional, pero cuando empecé con los Rallyes lo veía cada vez menos lejano. Conocí mucha gente que ya lo había corrido y me platicaron hasta que dije “tengo que hacerlo”. Fue cuando tomamos la decisión, que empezamos a prepararnos para hacer las cosas bien y no así al aventón.

R400: ¿Cuál ha sido el mejor momento en la competencia?

JPG: El mejor momento fue llegar a la última meta del último especial. Cuando faltan 4 kilómetros hay gente con carteles diciéndote que son unos héroes, apoyando, aplaudiéndote. Ese momento es de felicidad, sigues en carrera pero la piel se te hace chinita, nudo en la garganta y se te salen las lagrimas de emoción al cruzar esa meta. Por todo el esfuerzo, pero no de 12 días, un esfuerzo de 2 años de preparación, sacrificios y entrenamiento diario. Entonces dices “ya se culminó esta etapa”.

También hubo paisajes increíbles, conocí muchas personas y pilotos de todas partes del mundo. Me llevo muy buenas amistades, eso es algo que agradezco mucho de esta oportunidad de haber corrido el Dakar. La gente fue muy amigable y servicial. La verdad es que todas las personas son muy amables, muy cordiales y te ayudaban.

Aquí puedes leer la entrevista completa y de forma gratuita

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + once =