Para introducir el completamente nuevo V4 Granturismo, Ducati presenta un motor extremadamente compacto, ligero y de alto rendimiento. Construido para responder a las necesidades de los “aventureros” más exigentes, este proyecto también ofrece la combinación perfecta de grandes emociones y sabor deportivo. Diseñado para impulsar la cuarta generación de la Ducati Multistrada, el motor V4 Granturismo está listo para abrir una nueva era completamente nueva del fabricantes de motocicletas de Borgo Panigale. Encarna con fidelidad los verdaderos valores de Ducati: estilo, sofisticación, rendimiento y confianza, y está dirigido para disfrutar los placeres de la conducción on y off-road.

La filosofía de Ducati se ha enfocado siempre en desarrollar tecnología avanzada para ofrecer una experiencia de conducción superior. Cada solución técnica se ha adoptado para garantizar no sólo un rendimiento verdaderamente único en el segmento, sino también la mejor funcionalidad. Ducati siguió así el mismo camino al diseñar el V4 Granturismo. Mientras que el V4 Granturismo comparte su esquema general con elecciones técnicas precisas con el Desmosedici Stradale, también ha sido diseñado y desarrollado para combinar a la perfección la deportividad de Ducati con una gran potencia y versatilidad.

Los perfiles de los árboles de levas y las velocidades de levantamiento de válvulas se han desarrollado para obtener una entrega al acelerador adecuada para un motor orientado al turismo, sin dejar de lado las prestaciones, que permanecen en lo más alto de la categoría. La innovadora distribución del motor V4 Granturismo garantiza una gran regularidad de funcionamiento, en particular a bajas velocidades y revoluciones, una característica innata de los motores con muelles, y que contribuye a las dimensiones compactas y ligeras de todo el motor.

En el V4 Granturismo, los ingenieros de Ducati se centraron en ofrecer a los pilotos un motor excelente, capaz de ofrecer un rendimiento récord en su categoría combinado con una gran regularidad de funcionamiento. Por este motivo, se prestó especial atención a las curvas de par específicamente dedicadas a cada marcha. Esto contribuyó a dar vida a un motor suave a bajo régimen, rico en par en medios y con alma deportiva en altos.

Ducati ve el diseño V4 a 90 grados no sólo como la principal interpretación deportiva de un motor de motocicleta sino también como una solución de alto nivel para motocicletas de cualquier segmento, sobre todo si el motor resulta tan ultra-compacto y ligero como el V4 Granturismo. La compacidad lateral encaja perfectamente con la de un motor bicilíndrico mientras que la longitudinal, gracias a la elección de Ducati de mantener la carrera del Desmosedici Stradale, resulta tan compacta como la de un motor de competición. Esto permite a los diseñadores de Ducati alojar el motor en el bastidor centralizando las masas y optimizando también la distribución de pesos.

El Plan de Mantenimiento del motor V4 Granturismo prevé el cambio de aceite, comprobación del filtro del aire (cada 30.000 km) y el cartucho del filtro de aceite cada 15.000 km (o 2 años). La comprobación y ajuste eventual del juego de válvulas y el cambio de bujías se programan.

La caja de cambios de 6 velocidades ha sido especialmente diseñada para el uso en carretera al que se le va a dar el motor V4 Granturismo. El cambio es abierto (la relación de reducción entre la primera y sexta velocidad, para ser preciso) y va desde los 2171 del Desmosedici Stradale a 2849 para conseguir una primera más corta. Esta solución resulta perfecta para moverse a muy baja velocidad, para facilitar los arranques en pendiente sobre todo a plena carga y para conducción off-road a la vez que mantiene una sexta lo suficientemente larga para viajar por autopista.

La caja de cambios cuenta con un sensor de cambio rotatorio que funciona de manera óptima junto con el sistema Ducati Quick Shift (DQS) Up & Down.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + doce =