Uno de los puntos más importantes que debes tener en cuenta al momento de estrenar tu motocicleta es respetar el periodo de asentamiento de motor. La finalidad es no esforzarlo durante un tiempo determinado, proceso que es de tres mil kilómetros para modelos Italika.

Asentar el motor permitirá que los componentes internos, que son nuevos, vayan adquiriendo su potencial paulatinamente, hasta que mejoren su desempeño por completo. Además, con ello, se garantizará una mayor durabilidad.

En este sentido, es importante saber que una moto nueva no alcanzará la velocidad máxima en los primeros kilómetros, justamente por falta de asentamiento. Y cabe recalcar de no cumplirse ese proceso, se verá reducida la vida del motor

¿Cómo asentar el motor de una moto?

El motor de cada motocicleta es diferente y, por lo mismo, puede variar su periodo de asentamiento. En el caso de las motos Italika, el periodo debe respetarse durante los primeros tres mil kilómetros.

Consejos para el periodo de asentamiento de una moto:

Al encender tu moto deja que el motor caliente unos 40 segundos antes de comenzar a avanzar, eso permitirá que el aceite circule para que cuando avances el motor estará bien lubricado.

Evita mantener una velocidad constante; es decir, no vayas en una misma velocidad, haz los cambios que requieras, y no te mangas ni muy rápido ni muy lento. Y claro sin forzar el motor a altas revoluciones.

No dejes la moto encendida sin avanzar por más de cuatro minutos, si por alguna situación tienes que esperar, será mejor que lo hagas con la moto apagada.

No aceleres de más tu moto cuando se encuentre detenida, ya sea que esté en neutral o con el clutch, no des acelerones, aunque no avance se estaría forzando.

Durante el periodo de asentamiento es importante que realices los servicios preventivos, revisa el calendario, y recuerda que el primero es a los 500 kilómetros.

Evita sobrecargar la moto para que el motor trabaje sin un esfuerzo mayor.

Evita subir pendientes demasiado pronunciadas.

Al acelerar, hazlo de una forma suave, sin subir demasiado las revoluciones, y sin sobrepasar más de la mitad del recorrido del acelerador.

Recorre distancias continuas no mayores a 50 kilómetros, si tu trayecto es más largo haz una parada corta para que el motor descanse.

Procura no rebasar los 50km/h, para no forzar el motor.

Sigue estos consejos y desde el primer momento cuida tu motocicleta Italika,
así aseguras su óptimo funcionamiento y prolongas su tiempo de vida. Si tienes algún comentario que quieras compartir, puedes hacerlo en nuestras redes sociales. ¡Juntos hacemos una comunidad motociclista más informada!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − catorce =