Tras su aparición muchos artistas de la customización de motocicletas pensaron que la BMW NineT era la cuspide de la individualización pero desde que los bávaros lanzaron la R18 los artistas de la personalización de las motocicletas han encontrado un nuevo lienzo donde plasmar sus ideas. Roland Sands presentó su versión dragster de la nueva moto insignia, Pero ahora, BMW Motorrad buscó a talento local y en manos de Bernhard Naumann mejor conocido como Blechmann (Hombre de Hojalata).

Naumann decidió enfocarse primero en la parte trasera de la motocicleta. Una luz de Kellermann se encuentra en la parte trasera, mientras que la estructura de soporte original de la motocicleta sostiene el nuevo guardabarros, el asiento y el pasajero, lo que conduce a un tanque de combustible muy modificado, que ahora es más estrecho y tiene cortes en las rodillas para un flujo más sinuoso.

En la parte delantera, el diseñador combina paneles más deportivos con faros personalizados con un diseño que recuerda a su proyecto “Giggerl” R nineT, todo unido por una elegante pintura negra y las icónicas rayas blancas de BMW Motorrad.

El método de Naumann es diseñar mientras trabaja: nunca usa bocetos y deja que la construcción se desarrolle en lugar de enfocarse en una idea particular de lo que debería ser la motocicleta. En general, la creación del proyecto personalizado le llevó a Blechmann y a su equipo la asombrosa cantidad de 450 horas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + nueve =