Fue en 2013, cuando después de una ausencia de 23 años, Honda decidió volver oficialmente al rally más brutal, extenuante, demandante, cruel del mundo, el Rally Dakar. En ese año lo hicieron con un trío de pilotos, conformado por Hélder Rodrigues, Javier Pizzolito, Johnny Campbell y con una versión inicial del Honda CRF450 RALLY que, año tras año, evolucionaría gradualmente hasta convertirse en una motocicleta mundialmente reconocida por sus muchas cualidades, entre las que destacan su potencia y su confiabilidad. Los tres competidores lograron llegar a la meta con el portugués Hélder Rodrigues, terminando en una bien merecida séptima posición general.

Un año después, para 2014, la alineación incluía a Joan Barreda, Paulo Gonçalves, Hélder Rodrigues, Javier Pizzolito y Sam Sunderland, el equipo pudo demostrar todo su potencial, ganando varias etapas y luchando entre los primeros en una apuesta por la victoria final. Hélder Rodrigues volvió a conseguir el mejor resultado, con la quinta posición en el ranking general.

Ya en 2015, al equipo se unieron Laia Sanz y Jeremías Israel, quienes junto a Joan Barreda, Paulo Gonçalves y Hélder Rodrigues participaron en numerosos momentos clave de la carrera. Laia Sanz reclamó ese año el mejor resultado de Dakar para una piloto femenina, alcanzando la novena posición general, todo un récord. En esta edición Barreda fue víctima de las famosas salinas de Uyuni, donde terminaron sus aspiraciones al título. La estrella del espectáculo resultó ser Paulo Gonçalves, quien terminó segundo.

La formación del 2016 incorporó a la joven promesa estadounidense Ricky Brabec, así como al francés Michael Metge y al italiano Paolo Ceci, para completar las filas junto con Barreda y Gonçalves, formando un equipo homogéneo que atrajo la atención en numerosas etapas. Sin embargo, fue Kevin Benavides, un piloto respaldado por Honda, quien terminó en reclamar el cuarto lugar final de este año.

La estructura del HRC sufrió una ligera modificación para la edición de 2017, con la incorporación de la estrella argentina Kevin Benavides a un equipo ya sólido (Barreda, Gonçalves, Metge, Brabec), aunque en el último minuto el piloto, proveniente de Salta, Argentina, se perdería el evento debido a una lesión prematura solo un mes antes del inicio de la carrera. El piloto del rally con más victorias de etapa en su haber y todavía activo, Joan Barreda, se adjudicaría la quinta posición general.

En el Dakar del 2018, Paulo Gonçalves se vio obligado a abandonar en el último momento, lo que dejó espacio para que entrara un joven José Ignacio Cornejo, que dejó tan buena impresión, que el equipo oficial HRC lo firmaría como piloto oficial poco después. En esta edición, Kevin Benavides dejó atrás la mala experiencia del año anterior para reclamar una brillante segunda posición.

El año pasado, 2019, el Dakar final en Sudamérica, el Monster Energy Honda Team, con Kevin Benavides, Ricky Brabec, Joan Barreda, Paulo Gonçalves y José Ignacio Cornejo, resultó ser el principal protagonista, liderando el rally durante varios días. Cuando la odisea llegó a su fin, el piloto argentino Benavides, que terminó en quinto lugar, siendo el mejor del grupo.

Con la llegada del 2020, llegó también el tercer capítulo de la historia de Dakar, que se mudó de Sudamérica a Medio Oriente, y también el esperado triunfo de Honda en el Dakar. El equipo formado por Kevin Benavides, Joan Barreda, José Ignacio Cornejo, Aaron Maré y Ricky Brabec fue testigo de cómo el piloto estadounidense sobresalió desde el tercer día y nunca renunció al primera posición general. El californiano condujo hasta el final del rally donde pudo alzar al codiciado Tuareg de bronce como ganador del Rally Dakar. Era el 17 de enero de 2020 en Qiddiyah, Arabia Saudita. Hace un mes y tres días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 1 =