Yamaha ha tenido muchas áreas de oportunidad y de mejora en los últimos años desde que realizara una renovación el año pasado, los pilotos del equipo oficial del Campeonato Mundial de Superbike en el 2016, siendo de esta forma las temporadas del 2018 y 2019, las más exitosas, culminando en victorias de carrera para la R1. Los pilotos del equipo terminaron tercero y cuarto en el ranking general del campeonato.

Respetando las nuevas homologaciones, se puede ver que la motocicleta 2020 respeta el concepto y el diseño del exitoso modelo anterior, la nueva serie de mejoras permitirá al equipo y a los pilotos a luchar por el título del campeonato, manteniendo el nivel de competencia cada vez mayor de sus rivales.

El piloto neerlandés Michael van der Mark regresa a la estructura en lo que será su cuarto año en los controles de la R1 oficial, habiendo sido ganador de una carrera en Jerez el año pasado, buscará repetir los buenos resultados con la motocicleta de cuatro cilindros en cruz. Van der Mark es un experimentado piloto de WSBK y a sus 27 años llega en su mejor momento, aspirando a ser un ganador más consistente y un visitante asiduo del podio en este 2020, confiando en la excelente relación que ha desarrollado ya con tres años pilotando la versión anterior de su R1. Campeón de WorldSSP y Superstock europeo, está impaciente por agregar a su vitrina la corona de la categoría mayor de las motos derivadas de producción.

Para este 2020 se une a Michael el ya ganador de una carrera de la categoría y 15 veces visitante del podio en 2019, Toprak Razgatlioglu. El joven turco a demostrado con sus 23 años de edad, que puede vencer a los mejores del campeonato en una pelea justa y que ahora con la R1 buscará hacerlo de manera más consistente. El talento natural de Razgatlioglu es tan evidente que pocos en WorldSBK piensan que exista un mayor talento, por lo que su inclusión dentro del campamento de Yamaha es una declaración de intenciones por derecho propio.

Razgatlioglu que ya era una estrella en su Turquía natal, además de ser el protegido de su compatriota y leyenda de WorldSSP Kenan Sofuoglu, ha logrado adaptarse de forma rápida ala más nueva R1 de Yamaha, tras una carrera de 5 años como piloto independiente y corriendo la moto de un fabricante rival. Al igual que Michael, Toprak fue campeón europeo de Superstock 600 antes de ascender al paddock de WorldSBK.

Además de pilotos y moto nueva, los ajustes dentro del equipo de técnicos y jefes de equipo del PATA YAMAHA se ha alineado a las necesidades del nuevo reto que representa la temporada 2020, es por ello que el dos veces campeón de WorldSSP, Andrew Pitt, tras ser jefe de equipo de 2019 con Alex Lowes, cruzó de lado a la salida de este último a Kawasaki y se convirtió en el jefe del equipo de mecánicos de Van der Mark para maximizar sus esfuerzos en la pista. Toprak hizo prácticamente lo mismo, al hacer que su jefe de equipo de 2019, Phil Marron, se uniera a él en Yamaha, manteniendo su fuerte conexión a medida que avanzan por los terrenos de los equipos oficiales en una moto que es completamente nueva para ambos.

Hasta ahora, los resultados han sido buenos tanto para el joven piloto turco que ha destacado en las hojas de tiempo en algunas pruebas de invierno, como para Michael quien ha explotado nuevas áreas para obtener ganancias de rendimiento a lo largo de la carrera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =