Enrique Vargas del Villar ha tenido la oportunidad de rodar por prácticamente toda la República Mexicana disfrutando los diferentes terrenos de este país. En esta ocasión, desafió los terrenos off-road siguiendo una pasión que comenzó desde los ochos años de edad.

Vargas del Villar actualmente es alcalde de Huixquilucan en el Estado de México y desde los 8 años vive la pasión por el motociclismo, cuando en una Yamaha YSR 50 disfrutaba de la adrenalina que las pistas generan acompañado del sonido de los motores. Con el paso del tiempo, su inclinación por la marca Harley-Davidson se ha acentuado, sin perder el gusto por otras modalidades, como los peligrosos terrenos off-road, en donde la aventura y el riesgo están siempre latentes.

 

Derivado de su pasión por las dos ruedas, Enrique ha rodado por prácticamente todos los rincones de México, y a pesar de toda su experiencia, cada visita tiene una magia particular. En el camino, lo acompaña una emblemática marca como lo es Harley-Davidson, y hoy dentro de su colección, existen cuatro motos de esta marca y uno de sus sueños es poder tener todas las líneas y familias de los caballos de acero de Milwaukee.

Entre las grandes experiencias que marcaron a Enrique como Harlista, destaca su travesía por Sudáfrica: “En Sudáfrica rodé con grandes amigos durante 18 días, andar en moto junto a los animales en la Sabana, disfrutando de sus paisajes, fue algo extremo y maravilloso. Ahí también me tocó vivir un incidente grave cuando mi gran amigo ‘El Che’, piloto de autos de carrera, se accidentó. Finalmente, hoy él está bien”.

Además, los caballos y los autos son otros dos de sus grandes gustos y placeres, los cuales en la responsabilidad que hoy tiene, le sirven para recorrer dentro de su municipio, generándole también grandes momentos de disfrute y relajación. Por ello busca hacerlo cada fin de semana, combinando sus actividades y llegando a los lugares que a bordo de una camioneta no serían posibles de supervisar a detalle.

 

Enrique Vargas nos compartió su visión con respecto a la movilidad: “Debemos de trabajar más en la cultura del respeto al motociclista. Lamento mucho ver como en otros países existe mayor deferencia. Considero que una de las soluciones de la movilidad es en dos ruedas. Hay varias ciudades de Europa en donde vemos a personas mayores hacer su vida cotidiana en dos ruedas y en México estamos sin avanzar”, comentaba. A lo que añadió: “La movilidad ayuda a bajar los índices de contaminación, el tráfico vehicular y a la conservación de las calles y avenidas por el bajo desgaste asfáltico, al tiempo en que también ayuda a la economía de las familias. Debemos de seguir trabajando, tanto la ciudadanía como el gobierno en este tema”, sentenció.

Finalmente con gran pasión invita a todos los bikers de México a que visiten Huixquilucan en el Estado de México: “Me genera mucha alegría ver que los motociclistas vean a Huixquilucan como un municipio para relajarse. Tenemos de todo, es un lugar ideal para las cuatrimotos y motocross”. Y, como ultima anécdota, nos comparte que es de su entero interés sumar a su gusto por las dos ruedas el que nuestro amigo Mario Domínguez le venda su moto, una Yamaha FZR 400 y de esa manera poder tenerla junto a su FZR 600 en lo que es su colección privada, donde tampoco falta una Cagiva Mito de 2 tiempos.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 9 =