El fin de semana el piloto oficial de Yamaha Romain Febvre voló literalmente sobre la arena de la pista de Loket, para que al mismo tiempo cortara la racha de victorias que el esloveno Tim Gajser venía acumulando en el mundial y también cortó la sequía de triunfos que sufría desde hace tres años en el Gran Premio de Francia del 2016.

Los dos pilotos del Monster Energy Yamaha Factory MXGP Romain Febvre y Jeremy Seewer dominaron la primera carrera y desde que el partidor cayera, ambos se lanzaron al frente seguidos por otro piloto Yamaha pero del Monster Energy Wilvo, Gautier Paulin. Por su parte el otro piloto del Wilvo Arnoud Tonus estuvo batallando con una infección bacteria contraída en la ronda por Asia y quedaría fuera de los diez primeros.

Para la segunda carrera Seewer salió al frente y pudo mantener los embates de sus rivales, entre los que estaban Gajser y su coequipero Fabvre, tras una espectacular cuarta vuelta, el dique cedió finalmente y terminó retrasándose hasta la tercera posición mientras Fabvre reclamaba la punta y se apuntaba su segunda victoria de la temporada y primera victoria de fecha en general.

Estos resultados le han permitido a Seewer recortar con Gajser la distancia buscando el título 2019 de MXGP, al quedar después del Gran Premio de la República Checa a sólo 77 puntos con 250 a disputar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco − tres =