Realizar un rally en moto es el sueño de cualquier motociclista, sin embargo, son pocos los que se atreven a ser parte de una travesía en la cual debes recorrer 400 kilómetros en un tiempo promedio de 8 a 11 horas, esto fue lo que trató el Rally 400 Conejos, el cual es un rally que dejó huella en cada uno de los participantes que disfrutaron de un fin de semana lleno de adrenalina, mismo que tuvo sede en el pueblo mágico de Zacatlán, Puebla.

La reunión y junta de pilotos dio inicio la tarde del viernes en las cabañas Campestre La Barranca, aquí los organizadores y equipo de staff dieron a conocer los pormenores del rally en sus modalidades Roadbook y Pathfinder. Además de la entrega de kit y número de participantes fueron un total de 55 motocicletas entre ellos la participación de la única mujer piloto Marusia Urrea, representante de Bajaj Polanco.

Para el sábado las actividades comenzaron con la salida de los pilotos de Roadbook, quienes al igual que el grupo de Pathfinder tuvieron que ir descubriendo una ruta llena de historia y magia, en la cual visitaron un total de 11 puntos como fue el Valle de Piedras Encimadas, la Laguna de Tecojotal, las Haciendas de Buenaventura, Amoltepec, así como las riquezas históricas del pueblo de Tepatlaoxtoc. Tras un recorrido de más de 10 horas, en los que los pilotos desafiaron los cambios climáticos, hubo trayectos donde la lluvia sorprendió y aún así se logró llegar al punto final del rally con sede en la hacienda Amoltepec, aquí el primer piloto en finalizar su travesía fue Gustavo Reyes al frente de su pulsar 200NC. ” Para mí fue mi segundo rally a comparación del primero me sentí muy contento. Sentí que aumentaron la dificultad, sentí que hubo mayor habilidad para leer el redbook entre los lugares que me gustaron fue el barco y las piedras encimadas”.

Participaron dos escuderías de marcas de motocicletas, La escuderías Benelli con dos motos modelo TRK 502 y la escudería Bajaj con la nueva Dominar 400 y una 200NS

Fue así como poco a poco los participantes fueron llegando al final del desafío para luego disfrutar de una degustación de pulque, comida típica de la región y un recorrido y explicación de la realización del pulque. Llegada la noche se realizó una cena y entrega de reconocimientos en la que todos los participantes compartieron sus vivencias en el rally y luego la entrega del emblemático 400 conejos. Para el siguiente día los pilotos realizaron su viaje de regreso a casa.

Visita la galería completa aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + 19 =