Tras la visita a las verdes colinas de Mugello en la Toscana italiana el equipo de MotoGP de la gran S se dirige a Barcelona para el Gran Premio de Cataluña, para la séptima fecha del Campeonato de Motocicletas, con la mira puesta a lograr un excelente resultado por parte de sus pilotos, Alex Rins y Joan Mir.

Para Alex Rins se trata de una doble oportunidad, la primera borrar el recuerdo de hace un año cuando por problemas técnicos tuvo que abandonar la carrera y la otra de volver a pelear por la punta como lo hizo en Mugello frente a los pesos pesados de la tabla general, y construir un futuro sólido para pelear por los primeros lugares del campeonato.

Joan Mir también llegará a Montmelo con la motivación de haber marcado puntos en la carrera pasada y cimentar las bases de un futuro brillante y acercarse a la punta del campeonato, además de su batalla personal como Novato del Año, todo gracias al trabajo realizado hasta el momento tanto por el mismo como por su equipo.

Para este gran premio la marca de Hamamatsu pondrá a una tercer GSX-RR  a competir, teniendo al piloto francés Sylvain Guintoli aprovechando el hueco de Wild Card que pueden utilizar, y quien siendo el piloto de pruebas oficial deberá proveer a los ingenieros información valiosa sobre el comportamiento de la motocicleta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + catorce =