La convivencia anual del Chico Harley 78, llegó a sus 19 años ininterrumpidos de celebrarse en la Ciudad de Puebla, Tehuacán, como ya se sabe el anfitrión Eliseo González una vez más reunió a la hermandad biker de los Estados de Oaxaca, Veracruz, Tlaxcala, Ciudad de México, Durango y más.

El evento que duró cerca de tres días reunió cerca de 3 mil motociclistas que a lado del festejado disfrutaron de música de rock en vivo, una comida en la casa club, regalos sorpresas, competencias y una convivencia sana por el gusto y la fascinación de las dos ruedas.

Parte de las actividades iniciaron el viernes en la explanada principal cuando comenzaron con la presencia los primeros motociclistas, quienes a pesar de la tremenda lluvia que se presentó se fueron  concentrando en la entrada principal de la Iglesia Catedral y la Presidencia Municipal, donde algunos curiosos aprovecharon el momento para unirse a este festejo, pues esta vez El Chico Harley daba la bienvenida a los motoclubes invitados con una presentación de acrobacia extrema, misma que robó el interés de gente que pasaba por el lugar. Ya por la noche los invitados fueron llevados a la zona gastronómica, en el lugar se disfrutó rica cena al tiempo se le realizaba la entrega de playeras y suvenirs

Para el sábado una emocionante aventura esperó a la gran agrupación de motociclistas, quienes de las primeras horas comenzaron su registro, además de la entrega de algunos suvenir ya por la tarde se hizo un recorrido por las calles principales de la cuidad con dirección a la casa club, ubicada en la junta auxiliar de San Diego Chalma.

Tras finalizar el recorrido, en la casa club ya se esperaban a los motociclistas con comida típica de la región, amenizada con la presentación de música de rock en vivo y los imitadores de Jenni Rivera, Juan Gabriel y Cristian Castro, lo mejor de la noche fue amenizada con concursos del toro mecánico, arrancadas en las categorías Harley-Davidson y multimarcas. para luego continuar con la entrega de reconocimientos a los ganadores y cerrar con la colocación de casas de acampar para quienes gustaran pasar una noche en compañía de la luna.

La despedida y el agradecimiento por parte del festejado se hizo el domingo con desayuno que reunió a los diferentes motoclubes, para después partir a sus lugares de origen, antes de realizar el largo viaje por carretera los motociclistas agradecieron a Eliseo González por ser de esta edición una verdadera convivencia motorizada en la que no se cobró absolutamente nada.

Visita la galería completa aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − siete =