Jack Miller no es un novato en MotoGP, el australiano se encuentra en su quinta temporada dentro de la categoría reina, cuando debutó con Honda en 2015, en el equipo de Lucio Cecchinello, un año duró el proyecto con el LCR donde consiguió 17 puntos terminando en el lugar 19, cuando el piloto de Australia emigró al Marc VDS en 2016 todavía manejando un Honda, logró su primera victoria en la categoría de las motos de los 1,000 cc, ese año terminó en el lugar 18 con 57 puntos, al siguiente año aún con el mismo equipo, cosechó 82 puntos sin haber terminado dentro de los tres primeros y consiguió un decoroso lugar 11 de la general.

Para 2018 se enfrenta a la disyuntiva de quizás dejar el MotoGP, ya que el equipo Marc VDS, Estrella Galicia 0,0; se veían en la situación de dejar la máxima categoría por problemas económicos, el australiano se acerca en una atrevida maniobra al Alma Pramac Racing quien dejaba ir en ese momento al piloto colombiano Yonny Hernández y a partir de ese momento el binomio Miller/Desmosedici ha sido tan efectivo que cuando el piloto coequipero de Miller, Danilo Petrucci saltó al equipo oficial de Borgo Panigale, Miller recibió la oportunidad como piloto uno y recibió como compañero al campeón de Moto2 y egresado de la VR46 Academy, Pecco Bagnaia.

Actualmente Miller tiene su meta clara, lograr los mejores resultados con la Desmosedici 18 en el Pramac y para la temporada 2020 conseguir un asiento oficial, de ser posible con Ducati. Y hasta el momento no lo ha hecho mal ya que después de tres carreras la cosecha de puntos de Miller suma 29 puntos y está en sexto lugar, hasta el momento su mejor inicio. Con un punto de diferencia con Danilo Petrucci, Miller es claro al declarar que le gustaría tomar el lugar de Petrux en el box de al lado de Dovizioso, a fin de cuentas el piloto oficial número dos solo tiene contrato por un año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + diez =