La Curtiss Zeus es una propuesta 100% eléctrica que si bien ha renunciado a la gasolina no lo hace al diseño tan espectacular que ha hecho célebre a la compañía estadounidense, manteniendo sus diseños brutales y llamativos.

Casi un año después del anuncio de Curtiss Motorcycles en el que se presentó su primera propuesta para su primera moto eléctrica bajo su nueva denominación, la Zeus empieza a tomar forma en serio con la confirmación de algunos de sus datos técnicos.

Fabricada en torno a un chasis modular monocasco de aluminio 6061-T6 unido a piezas de fibra de carbono, la Zeus equipa un motor eléctrico capaz de producir 140 kW (187 CV) y 197 Nm de par motor. Aunque no han revelado las especificaciones de la batería, Curtiss asegura que la Zeus será capaz de recorrer con cada recarga unos 450 km con los que igual se han pasado de optimistas.

El resto de la parte ciclo se completa con una horquilla Girder de paralelogramo deformable con posibilidad de ajuste, monoamortiguador trasero, ruedas de 120/70-17 delante y un grotesco 240/45-17 detrás montadas sobre llantas lenticulares BST de fibra de carbono y un equipo de frenos con un pequeño conjunto de doble disco de 230 mm delante con pinzas de cuatro pistones de anclaje radial de Beringer.

Aunque estéticamente no resulte una moto para todo el mundo y sus promesas nos generen algunas dudas, al menos su asiento sí que estará al alcance de cualquiera porque está situado a 724 mm del suelo, con un peso en orden de marcha de 215 kg.

Pero no sólo de técnica vive el motero eléctrico, porque Curtiss ha develado también el precio de la Zeus y resulta extrañamente asequible. La reserva necesaria para tener derecho de compra sobre una Zeus arranca en los 6.000 dólares del precio de reserva. Las solicitudes ya están abiertas y se podrá elegir en dos versiones (bobber y café) pero las motos no comenzarán a entregarse hasta la primera mitad de 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − siete =