El piloto italiano Valentino Rossi llegó al cuarto piso y no llega mermado y cansado, llega con muchos ánimos y una gran ambición por obtener el décimo título, y en un proceso de pleno desarrollo de la M1 2019 que al parecer ya le están hallando la cuadratura al círculo lo que lo lo vuelve a poner como un candidato fuerte, si no favorito si uno que estará en plena lucha.

Mucha agua ha pasado debajo del puente desde que el joven Valentino debutara en el mundial de motociclismo en la categoría de 125cc un 29 de marzo en Malasia y el 31 terminaba sexto en su Aprilia a la tierna edad de 17 años. Ahora con casi cuarenta años encima, 23 años como piloto, y 9 campeonatos del mundo en su registro, 125cc (1997), 250cc (1999), 500cc (2001), y 6 en MotoGP con motos de 1000cc (2002-2005 y 2008-2009).

El Doctor tiene claro lo que viene y no piensa realmente en un retiro aunque su contrato con Yamaha expira a finales del próximo año, pero Rossi lo ve con optimismo “Sinceramente no lo sé. Podría ser el último, o no. Hablamos de cómo acabará una cosa que todavía debe comenzar. Tengo muchas ganas y hay dos años por delante. Podría ser pero todavía no he decidido“. Y así cuando se acerca la fecha del último test de pretemporada en Qatar el piloto italiano se prepara para lo que será el arranque de la temporada 2019.

Esta temporada también tiene otro aliciente la llegada a la máxima categoría del segundo de sus graduados de la VR46 Academy, Pecco Bagnaia, quien junto a Franco Morbidelli en el pasado test de Sepang resultaron ser aún más rápidos que su maestro, al terminar segundo y octavo, respectivamente. Para Rossi es claro al decir lo que siente por sus “muchachos”: “Sí, por su puesto. Cuando comenzamos con el proyecto de la academia, con Pecco, con Franco, no esperábamos que llegaran a ponerme en aprietos, no esperaba que nuestros jóvenes pilotos llegasen a pelear conmigo”, comenta entre risas y añade; “Por un lado estoy preocupado, muy preocupado. Pero por otro lado, estamos muy contentos porque se demuestra que estamos haciendo un buen trabajo en la academia. Así son las cosas, ayudamos a corredores que quizá ahora pueden ganarme, pero ya no podemos dar marcha atrás”, comenta el italiano con una gran sonrisa de satisfacción en su rostro.

Será este el año del décimo título para el Doctor Honoris Causa en Comunicación y Relaciones Públicas, no lo sabemos cómo tampoco sabemos si se retirará después de la temporada del 2020 pero lo que sí es seguro es que aún hay Rossi para disfrutar y verlo en la pista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 13 =