Mantener la moto bajo control y ser efectivo a la hora de conducir, es una cuestión bastante compleja, pues se necesitan combinar diversas variables para conseguirlo. Para ello, es importante recibir correctamente las sensaciones que la moto transmite, por lo que hay que haber aprendido y adquirido una formación para saber reaccionar al instante ante lo que nos reclama durante el movimiento de conducción. Hoy te presentamos los consejos, vicios y malos hábitos que la firma alemana de neumáticos para motocicletas, Continental, nos comparte.

Existen errores como los vicios y malos hábitos en moto, que te privarán de una evolución de alto nivel de conducción y pilotaje, que te serán difíciles de corregir si no se lleva a cabo un asesoramiento profesional. Lo mejor es empezar con una buena posición de conducción en moto, con la cual lograrás que todo sea más sencillo, además de eliminar fatigas.

Además de conducir con las manos y los pies, una moto se maneja también con todas las partes del cuerpo, pues cualquier detalle descoordinado influirá en la acción de la moto. Si no actuamos correctamente, además de perder el control, no lograremos corregir o darnos cuenta de las anomalías de la moto.

Sabemos que cada moto tiene sus propias dimensiones, por lo que la posición de conducción dependerá de ello. El cuerpo debe adoptar una posición relajada, con las extremidades siempre flexionadas, la espalda recta y las rodillas pegadas al depósito. Dependiendo de si se conduzca en línea recta o en curva, es la forma en que los pies adoptarán sus puntos de apoyo, por lo que si se conduce en línea recta, los pies deben apoyar bajo la parte central de la planta, es decir, el arco de la planta del pie.   Al momento de realizar giros, en cualquier ángulo de inclinación, hay que apoyar la almohadilla bajo los metatarsos sobre el estribo para presionar con más fuerza para no rozar con el suelo.

Los brazos tienen que estar siempre flexionados y con los codos levantados, para así poder reaccionar ante cualquier movimiento. La pelvis debe estar lo más cerca posible del depósito, esto para mantener la espalda recta y mantener más fácil los brazos y piernas en posición adecuada tanto de flexión y fuera. Las muñecas tienen qué ir alineadas con la inclinación de las manetas, para lograr hacer más presión con menor esfuerzo sobre ellas.

Es importante mirar siempre hacia la dirección en la que se quiere ir de manera marcada. El movimiento del resto del cuerpo seguirá la indicación correcta, moviendo los hombros y a su vez, la pelvis hacia la misma dirección, forzando al pie apoyarse sobre el estribo y la rodilla exterior sobre el depósito.

El contra-manillar en moto

El contra-manillar es el movimiento obligatorio para que la moto gire. Este efecto es totalmente natural, sin embargo, se puede ayudar con más o menos presión para hacer que la moto reaccione con mayor o menor celeridad, según convenga. Cabe destacar, que no todas las motos giran con la misma facilidad, debido a los pesos.

Para una conducción deportiva, la posición será constantemente cambiante. En las rectas, el cuerpo se mantiene inclinado, y en las frenadas, levantado y adelantado para conseguir tracción. Aquí es importante presionar la rodilla que no esté libre hacia el depósito, para que ayude a aliviar la presión de la desaceleración sobre el cuerpo. La parte abdominal se debe mantener fuerte, ya que esta controla todo el equilibrio.

Vicios y errores comunes en moto

-Acción en el embrague. El embrague se usa únicamente para arrancar, cambiar y reducir marchas. Si a la hora de conducir notas que no te sientes lo necesariamente seguro en algunas maniobras, es que algo no estás haciendo bien, o que la moto no es la adecuada. Ante esto, es recomendable asistir a un curso, algunos enfocados en pro a la seguridad, otras, en aumentar el nivel de conducción.

-Frenar sólo con el freno trasero o delantero. Esto es otro de los problemas más frecuentes. En cada uno de los frenos, la moto reaccionará de manera distinta y por lo tanto, maniobrará de forma distinta. En la moto, el reparto de presión se puede variar de acuerdo a lo que queramos, pues dependiendo de las condiciones que se nos presente, reaccionaremos con más o menor presión una maneta u otra.

-Giro o estabilidad. En una moto de carretera, la acción de frenada debe ser simultanea, es decir, presionar al mismo tiempo ambos frenos, esto para que al mismo tiempo se combinen tanto capacidad de giro, como estabilidad y reducción de la velocidad. En las motos de todo terreno, el uso de freno trasero es mayor, ya que lo que se pretende es bloquear la rueda trasera para girar en poco espacio bruscamente.

-Sistema Automático Antibloqueo (ABS) ha sido un gran avance para que podamos usar los frenos en caso de emergencia sin miedo a que las ruedas se bloqueen por exceso de presión y en consecuencia, tengas pérdida de adherencia. Sin embargo, si la moto cuenta con ABS o no, no quiere decir que se tenga barra libre a la hora de usar los frenos desordenadamente. Si no se hace, el ABS se activará, pero no podrás girar en donde tendrías que haberlo hecho.

-Poner atención en los obstáculos o peligros. Este es otro de los errores difíciles de evitar, ya que a mayor velocidad, menor capacidad de reacción se tendrá. Es importante mirar anticipadamente, para poder prevenir las sorpresas inesperadas. Si no es posible evitar el impacto, lo que se debe hacer es frenar con ambos frenos y buscar la salida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 4 =