Cuando Dani Pedrosa anunció su retiro de las pistas todos quedaron sorprendidos, en ese momento Dani descubrió que tendría mucho tiempo de sobra sin pilotear una moto de competencia. Es por eso que el piloto español se comunicó a Deus Ex Machina en California para que le hicieran una motocicleta a su gusto.

Al proyecto se sumó Red Bull y decidieron hacer un documental con todo el proceso de crear la motocicleta y para conocer algo más de la personalidad del español, y lo llamaron “El Samurai Silencioso” (The Silent Samurai), en fin la moto en cuestión creada desde cero por Michael Woolaway, con el motor de una Honda CR500 de 1985, eligieron esta fue a modo de homenaje por los 18 años que Dani dedicó a la marca del ala dorada.

 

De la CR500, el mencionado motor es lo único que prevalece, todo lo demás fue construido por Jeff Cole, Woolaway y Jim Wood, cada uno puso sus conocimientos al servicio de la construcción de la moto, además de eso la dotaron de los más modernos aditamentos como frenos Brembo con soporte de pinza mecanico específicamente para esta moto, suspensión delantera y trasera Öhlins, un carburador Lectron el cual es capaz de funcionar sin necesidad de ajuste a cualquier altitud. La cobertura de motor Honda HRC grabada con arena, el radiador artesanal Jeff Johnson. Rines de 19 pulgadas de rayos de la marca DID con neumáticos para pista de tierra. El asiento, personalizado con el número 26 de Dani Pedrosa  es de la casa Saddlemen.

Como sabemos el motor de la CR500 es una motor de 2 tiempos lo cual dado su diseño debía mantener su arranque de patada pero este tipo de motores es extremadamente difícil y los chicos de Deus para hacerle la vida más fácil a Dani decidieron modificar la culata de arranque por ello echando mano de las notas de Cole, se solucionó el reto con un sistema automático que descomprimía la cámara de combustión en el arranque, haciendo del arranque una tarea más sencilla apta para el día a día.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + 15 =