Con 21 años de edad, Joan Mir debutará en Qatar en la máxima categoría reina después de estar solo una temporada en la inferior y hace dos años coronarse campeón de la Moto3. Al referirse sobre su experiencia con la motocicleta durante las pruebas de fin de año en Valencia y Jerez, donde tuvo su primera caída, el piloto explicó: “Quería ponerme en marcha al principio y acostumbrarme a la Suzuki GSX-RR. La aceleración de la MotoGP es brutal, el efecto de frenado es impresionante. La diferencia de velocidad es enorme en comparación con las Moto2, que hace que las rectas sean más cortas y más ajustadas y más largas con los frenos”.

“Con tanta potencia al principio, lo que trato de hacer es de comprender la situación. Tienes que estar muy concentrado, si te distraes por solo una décima de segundo, te vas muy lejos y la moto te llevará fuera de la trazada en lugar de controlarla”, afirma.

También platica que hay ciertas características de la moto que lo hacer retomar ciertos hábitos de Moto3 que tenía olvidados: “La salida de las curvas es muy importante, tienes que prepararte y tratar de tener mucha velocidad para la siguiente curva. Este es un estilo de conducción que descuidé durante mi tiempo en Moto2 y estoy feliz de encontrarlo aquí en la clase de MotoGP, nuevamente. Disfrutaré encontrando mi estilo, y creo que esa es la mejor manera de tener un buen rendimiento”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 4 =