El motor de Ducati 1098 de Superbikes, ha sido la tribuna elegida para construir la última novedad de Walter Siegl bautizada bajo el nombre Ducati SBK, una customización con espíritu de competición.

En esta ocasión, Siegl nos ha sorprendido con dos modelos que a primera vista parecen iguales a excepción del color, sin embargo, estas dos Ducati SBK cuentan con un gran trabajo y piezas especiales que hacen de ellas un par de máquinas únicas.

El modelo rojo se trata de una versión cuatro válvulas donde Bruce Meyers Performance ha colaborado para su creación con el objetivo de extraer un mayor rendimiento; mientras que en el modelo azul, se ha realizado un increíble trabajo de ingeniería, pues su propulsor es de dos válvulas en el que la culata va refrigerada por aire. Es así como han creado el primer motor con refrigeración mixta de Ducati de la historia, donde además ambas motos pueden circular por la calle.

En cuanto a los propulsores, se ha fabricado un nuevo chasis tubular en acero al cromo-molibdeno, conservando el basculante original de Ducati. La silleta autoportante es también creación del propio Siegl, donde además redujo el colín a su mínima expresión, con un peso total de 143 kg.

En cuanto a su electrónica, la Ducati SBK incluye ECU con control de tracción, quick-shifter en ambos sentidos, y el sistema de adquisición de datos creado por el fabricante italiano. A nivel de parte ciclo, porta una horquilla Öhlins FGR Superbike, amortiguador Öhlins TTX, pinzas y bomba Brembo con discos de 330 mm, latiguillos Spiegler, llantas OZ Racing y neumáticos Dunlop Q4.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + 20 =