Gracias al nuevo conjunto de suspensiones electrónicas, la Aprilia Tuono V4 1100 Factory se actualiza en su versión 2019, una demencia supernaked deportiva armada hasta los dientes.

Entre las características más destacadas de la nueva versión de Aprilia Factory, es que incluirá en sus suspensiones un conjunto firmado por el especialista sueco Öhlins que trae para este 2019 una horquilla NIX y un amortiguador TTX, ambos semiactivos.

En cuanto a su calibración en tiempo real, será a partir de ahora Smart EC2.0 de Öhlins, la cual ha sido puesta por los ingenieros de la firma italiana para ofrecer un excelente comportamiento, ya sea en función automática (ajustándose en función del uso) o a través de los programas preestablecidos.

 

 

 

 

 

 

Su electrónica se extenderá a través de un sistema digital con tres modos de conducción: Track, Sport y Road, cuadro de mandos digital TFT de 4.3 pulgadas, control de tracción, ABS con asistencia de frenada en curva, Aprilia Performance Ride Control (APRC), acelerador electrónico, control de tracción ATC, antiwheelie AWC, launch control ALC, cambio semiautomático bidireccional AQS, limitador de velocidad APL y control de crucero ACC.

Su magnífico propulsor de cuatro cilindros en V de 65º se mantiene intacto, mientras que su potencia ha aumentado a los 175 hp y 121 Nm de par motor. El arsenal electrónico seguirá contando con multitud de sistemas heredados de la competición y como especial novedad destaca la posibilidad de reducir marchas sin tener que usar el embrague, como las motos de MotoGP. Estéticamente y al igual que la RSV4 RR y RF 2019, dispondrá de dos nuevos tonos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − uno =