Una nueva obra de arte del preparador británico Steve Hillary de Redmax Speed Shopper ha salido a luz. Nos referimos a la RedMax Triumph Scrambler, una custom   de chasis ultra ligero al que se le agregó el bicilíndrico de una Bonneville.

A petición de un cliente, Steve preparó esta impresionante Scrambler, para que le brindara la oportunidad de disfrutar sus viajes en carretera, pero sin dejar atrás la continuación de su ritmo cuando decida desviarse por los senderos de tierra.

Fue así como el preparador decidió utilizar uno de sus nuevos chasis para la Bonneville Tracker de apenas 16 kilos de peso, que curiosamente estaba diseñado para motores eléctricos. Sobre ella, se montó el motor Bonneville de 865cc , así como un par de carburadores Mikuni de 38 milímetros.

Cuenta además, con tubos de escape de acero inoxidable de alta gama, que responden a una configuración 2 en 2, con salida por ambos lados de la moto, y silenciadores de estilo enduro.

Cabe destacar que la RedMax Triumph, porta piezas de otros modelos, como una horquilla proveniente de una Yamaha YZF-R6, pinzas de freno Brembo provenientes de una Ducati Monster, y discos Aprilia Pegaso.

Por otro lado, las llantas de aleación son obra de Dave Massam, las cuales combinan a la perfección con los radios metalizados.

Una de sus máximas atracciones es su juego de luces, inspirado en las Baja, pero que en lugar de LED, opta por iluminación halógenas a petición de su futuro propietario. Asimismo, su bolsa marrón de cuero, asiento y perillas Biltwell, hacen la perfecta combinación.Finalmente, la placa de aluminio que protege el motor de obstáculos es otra de sus características más que convierten a la RedMax Triumph Scrambler en una verdadera devoradora de caminos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + quince =