El pasado domingo 6 de mayo, se llevó a cabo en la zona boscosa del Ajusco, el entrenamiento, y prácticas avanzadas de conducción por parte de los pilotos seleccionados del GS Trophy 2018, el cual tendrá lugar en Mongolia del 3 al 10 de junio.

El equipo que representará a México está integrado por tres experimentados pilotos: Manuel Andrew, Luis Enrique López Rovirosa “El Pato”, y José Antonio Vivanco, donde nuestro piloto oficial de Revista 400 de nombre José Perea, será el encargado de reportear esta aventura extrema, quien a su vez, se encontrará realizando algunas pruebas juntos a los pilotos.

En dichos entrenamientos, se contó con la presencia de Federico González y de Leoncio Reinoso, quiénes tuvieron una destacada participación en las ediciones pasadas que se llevaron a cabo en Canadá y Tailandia respectivamente, donde compartieron con los pilotos seleccionados sus experiencias adquiridas, así como técnicas y habilidades.

Dentro de las prácticas que los pilotos mexicanos realizaron, fueron: acelerar con ABS en tierra, una prueba de manejo que consiste en no ver mas que únicamente recibir instrucciones de forma verbal de su compañero de equipo, guiándolo e indicándole la dirección que debe seguir el piloto como son izquierda, derecha y camino recto; carrera lenta, prueba en la que gana el que tarde más en llegar a la meta, pero sin salirse del camino trazado; llevar la motocicleta en subida hacia la colina con el motor apagado, y empujándola, labor en la que participa todo el equipo; girar moto en equilibrio, en la que en se realizan tres rondas por cada integrante del equipo con la motocicleta estática y con motor apagado; eslinga, que consiste en unir dos motocicletas por medio de una cuerda en donde una de las motocicletas permanece apagada y la otra es la que remolca, y va con el motor encendido en un trayecto de ida y vuelta; prueba de garaje, es una de las más complicadas y consiste en dar vueltas en un espacio sumamente reducido, y conduciendo la motocicleta sin bajar los pies, la prueba protagonista en la competencia, con alto grado de dificultad, ya que se hace uso del control del acelerador, cluch, freno y equilibrio; y finalmente la prueba llamada tronco enjabonado, que consiste en pasar la motocicleta por un tronco horizontal, donde la rueda delantera queda de un lado, y la trasera del otro lado, prueba que requiere gran precisión ya que la moto entra “cruzada” y continua avanzando hasta el final del tronco.

En la próxima Edición que se llevará a cabo en Mongolia participarán equipos de todo el mundo y que competirán en intensas etapas diarias, desafiando los más diversos obstáculos en off-road, ya que este país asiático ofrece una gran diversidad de terrenos, desde desiertos, estepas, montañas y terrenos llenos de lodo, grava y tierra, por lo que seguramente será un gran reto para todos los pilotos participantes.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 + ocho =