El pasado 12 de noviembre, el Centro Dinámico Pegaso volvió a vestirse de azul, y decimos volvió, ya que esta fue la segunda edición del Yamaha Experience celebrado en el Estado de México.

El Yamaha Experience es un evento que se realiza a nivel mundial, y permite que los motociclistas nuevos y no tan nuevos, tengan un espacio seguro para conocer de primera mano lo que la marca ofrece. Estos tienen la intención de acercar a motociclistas, amante de las dos ruedas y aficionados por la marca en un mismo lugar. Además de permitir a los participantes que pudiesen experimentar el manejar las motocicletas de la firma japonesa.

Esta segunda edición, misma que da comienzo al tour del evento por otros Estados de la República, se conformó de manera diferente a la pasada ocasión. Ahora se llevó un registro previo de los asistentes totalmente gratis, desde antes podían elegir la motocicleta que quisieran manejar. En el lugar existían diferentes zonas; la primera era de registro, seguido por el área de exhibición donde mostraban la gama de Yamaha en México -Scooters, de trabajo, FZ, Ténéré, YZF-R, Crusier, Side by Side, Cross y Enduro-; en ese lugar de zona comercial, estaban los principales distribuidores del Estado de México, mostrando no solamente motos, sino variedad de accesorios productos con promociones exclusivas de este evento.

Las pruebas se dividían en motos de baja y media cilindrada. La de baja cilindrada era hasta los 300cc, los asistentes podían probar modelos como: R15, familia FZ, Tricity y NMAX; la segunda parte, o de motos de mediana y alta cilindrada, se podían encontrar modelos de la Familia FZ, la XSR900, la MT03, familia YZF-R, Super Ténéré, Bolt y Stryker. En prueba, todas las motocicletas salían en conjunto al circuito creando una experiencia única a cada motociclista que ha asistido.

Para los no motociclistas, y nuevos en las dos ruedas, el Yamha Experience tenía una escuela de manejo, allí se les enseñaban cosas básicas de manejo, tanto arriba de la motocicleta como debajo de ella. Los niños y niñas no se quedaban atrás, ya que tenían su propia zona donde aprender a andar en moto lleno de diversas actividades para ellos. También, en la entrada se encontraba un área de revisión técnica, donde los presentes podían acceder de manera gratuita, sin importar si la motocicleta era Yamaha o no.

Yamaha Experience concluyo con un concierto de la Gusana Ciega, haciendo a los asistentes cantar y bailar al ritmo de su música, luego obvio, de un gran día en la pista con motocicletas del gigante azul. Yamaha Experience recién comienza con su segunda ronda en tour por México, dentro de poco se confirmará la fecha y sede del próximo evento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 1 =