El Mundial de Superbikes se presentará el próximo fin de semana en el Circuito de Jerez para celebrar la penúltima cita de la temporada, una ronda que ya no será decisiva para el título, después de que Jonathan Rea se proclamase campeón por tercera vez consecutiva en Magny-Cours. Pero, el Circuito de Jerez será testigo de un regreso muy esperado.

Suzuki, y regresará a la parrilla del WSBK luego de confirmarse la presencia de Dominic Schmitter en el HPC Power Suzuki Racing, equipo con el que participó este año el IDM Superbike, el piloto de 23 años ya sabe lo que es correr en el Mundial de Superbike, en 2016 compitió con el Kawasaki Grillini Racing Team. Schmitter pondrá en pista la nueva GSX-R 1000R, una moto que poco a poco ha ido cosechando éxitos en todo el mundo.

Suzuki abandonó el WSBK a finales de 2015, después de que Crescent Racing decidiese apostar por la nueva Yamaha YZF-R1 para 2016, en gran parte por consecuencia en el retraso que Suzuki estaba acumulando al desarrollar de la GSX-R1000.

Hablando del futuro a medio plazo, ni Suzuki ni el WSBK han confirmado algo tangible en la participación de la marca de Hamamtsu. Hace unos días, el director ejecutivo de WorldSBK, Daniel Carrera, mencionaba como “improbable”, de que la japonesa tuviese presencia el próximo año. Por lo que un posible regreso de Suzuki a Superbikes suen poco probable, al menos no para la temporada 2018.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × tres =