La parte directiva de los servicios médicos del MotoGP ha declarado que Valentino Rossi tiene luz verde para competir en el Gran Premio de Aragón. Aunque su pierna no esté totalmente recuperada, esto no ha sido impedimento para pasar las pruebas físicas que se requieren para competir en el serial. Mentalmente, Il Dottore es totalmente consiente de su condición y de la evolución de su lesión.

Recalcando, es evidente que la lesión no está del 100% controlada, pero después de la buena operación que tuvo en Italia, su recuperación ha sido inmediata. Al sufrir una fractura de tibia y peroné, le mayor riesgo es a nivel bascular, ya que la zona afectada corre riesgo de carecer un flujo sanguíneo adecuado, otra parte a tomar en cuenta es el aspecto óseo, ya que el clavo que se le ha implantado en la operación debe de adaptarse y no presentar un problema del funcionamiento mecánico en el cuerpo. Como muestra del buen trabajo realizado por los doctores que lo operaron, y la fortaleza mental del número 46, este pasó las pruebas pertinentes de flexión y extensión para ir en moto.

 

Rossi se encuentra actualmente con antiinflamatorios regulados, al paso de los días se verá su progresión y se le dosificaran las dosis. De momento el italiano no sufre de un dolor intenso, pero sí tiene molestias en la zona que le colocaron el clavo. Sea Valentino u otro piloto, estamos hablando de atletas, donde una persona normal podría seguir en el hospital, casos como el de Tavulla son sorprendentes, pero hasta cierto punto entendibles. La prueba de los médicos ha sido superada, pero ahora falta por ver qué desempeño tendrá en el GP de Aragón este fin de semana próximo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × tres =