La marca americana de motos rindió tributo a Burt Munro luego de la hazaña que consiguiera 5 décadas atrás en una Indian Scout. Tomando el marco de la edición 69 del Bonneville Speed Week, Lee Munro, se montó en la moto bautizada como Spirit of Munro y cruzó la pista de sal para homenajear a su tío abuelo.

Con Lee Munro al mando, era el turno de intentar llegar a la marca de 200 mph, equivalente a 321 km/h, esto en el mismo escenario que Burt Munro consiguió marcar 296 km/h en 1967 sobre una Scout Streamliner de 1920.

Era hora de ponerse el mono de carreras y subirse a la que nombraron: Spirit of Munro. El primer día las condiciones meteorológicas y un fallo en el cronometraje impidieron hacer tiempos oficiales, pero la marca no oficial había quedado en 307.5 km/h. Para el domingo, tras hacer cambios en la moto se volvió a correr, pero ahora era el viento que impidió rodar arriba de los 300 km/h. El lunes, fueron las condiciones de la sal las que impidieron completar el recorrido, teniendo así que abortar la búsqueda de un nuevo récord. Eso no quita merito al hecho de reconocer a la marca americana por querer honrar a un temerario como Burt Munro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + 14 =